19 julio 2024
Fiqh y jurisprudenciaNuevos Musulmanes

Zakat al Fitr – La limosa del fin de Ramadán

Se llama Zakat al Fitr a una limosna obligatoria que debemos ofrecer antes del final del mes de Ramadán. La Zakat es uno de los cinco pilares del Islam, y debe ser ofrecida por dos conceptos diferentes: por el fin de Ramadán (Zakat al Fitr), y como un impuesto sobre el Patrimonio y las ganancias del comercio (Zakat al Maal). Ambas son obligatorias, pero el cálculo y su destino, así como las fechas en las que se satisface son diferentes.

En cuanto a la que nos concierne, que es la del final del Ramadán o Zakat al Fitr, el sistema de cálculo es bien sencillo; se trata de una limosna obligatoria para todo musulmán y el mínimo es equivalente a 2.5 kilos del cereal más extendido en la región, en España el trigo y por consiguente la harina. Este peso resulta de calcular 4 medidas del cereal que juntas hacen un sa’, siendo cada una de las 4 la cantidad que podamos recoger con las dos manos juntas. Como esto depende de la capacidad de cada persona para abarcar una mayor o menor cantidad, podemos establecer la medida mayor posible. En el caso de España 2.5 kilos de harina de trigo por cada miembro de la unidad familiar. Como veis se trata de una cantidad muy escasa, por eso la mayor parte de los que conocemos el Fiqh recomendamos que sea 5 Euros por cada miembro de la unidad familiar. Por poner un ejemplo, en una familia de 4 miembros la Zakat recomendada sería de 20 Euros.

Ahora bien, esto es solamente una recomendación y no una obligación; pues suponiendo que el precio del kilo de harina sea de un Euro el mínimo obligatorio por cada miembro del hogar sería de 2.5 Euros. Depende de la capacidad y de la voluntad de cada uno si puede o quiere dar más.

Algunos estamentos o mezquitas anuncian de manera desafortunada que la Zakat es de 5 Euros por cada miembro de la unidad familiar, cosa que da lugar a equívocos, ya que algunas personas faltas de liquidez financiera pueden pensar que esa es la cantidad obligatoria, siendo que se trata únicamente de una recomendación. No hay que olvidar que la cantidad mínima legal (fard) es la del precio de 2.5 kilos de harina y que todo lo que exceda de esa obligación es voluntario. Todos los años nos vemos obligados a realizar puntualizaciones y aclaraciones en ese sentido y pensamos que los que anuncian una cantidad de 5 Euros / persona de la unidad familiar deberían ser más explícitos.

Por otra parte habrá personas que se encuentran en la indigencia y ni tan siquiera podrían abonar esta pequeña cantidad; esas personas son precisamente los destinatarios de la Zakat.

Los destinatarios son los pobres y los indigentes.

Teniendo esto último en cuenta, aquél que voluntariamente pueda dar más, o duplicar, o triplicar, o cuadruplicar, etc. esa cantidad es libre de hacerlo, y el exceso le contará como Sadaqa voluntaria, por lo cual se obtiene una mayor recompensa de la parte de Allâh, y además atrae la provisión de Su parte, el perdón y la cura de las enfermedades presentes y venideras.

Esta limosna legal hay que ofrecerla con un espíritu presente y una convicción plena de que estamos cumpliendo con una obra de Misericordia, que es dar a los que nada tienen; de ahí la importancia de aumentar esta pequeña cantidad siempre que ello sea posible para nuestras economías.

La mejor limosna es aquella que hace que nos duela nuestra mano cuando la damos y que se olvide nuestro corazón después de haberla ofrecido. Así pues, que cada uno haga sus cálculos en consecuencia. Porque como dice el hadiz una de las personas que estarán a la sombra de Allâh, el Día que no haya más sombra de la suya, es aquél cuya mano izquierda no sepa lo que ha dado su mano derecha.

La Caridad es algo extraordinariamente amado por Allâh; es, además, una prueba para Sus siervos, tan apegados como estamos al dinero y a los bienes materiales. Es una oportunidad única para limpiar el alma.

Un ‘alim que conocí allá por los años 80 me dijo: “Lo más difícil de dar caridad no es darlo todo de golpe en un arranque de generosidad, sino darlo poco a poco; porque es eso lo que más duele y lo que más altera el alma del musulmán; por eso es lo mejor”.

Estableced El Salat ( La Plegaria ) y pagad el Zakat y obedeced al Mensajero para que se os pueda dar misericordia (24-54)

Los creyentes y las creyentes son amigos los unos de los otros. Ordenan lo correcto y prohiben lo incorrecto, y establecen el Salat, y pagan el Zakat y obedecen a Allah y a su Mensajero. A esos Allah les hará entrar en Su misericordia. Allah es Poderoso, Sabio (9-72)

Ibn ‘Abbas transmitó : “El Mensajero de Allah – sobre él la plegaria y la paz –  envió a Mu’adh al Yemen y dijo, ‘Llámalos a dar testimonio de que no hay más dios que Allah y de que yo soy el mensajero de Allah. Si te obedecen en eso, entonces diles que Allah ha hecho las cinco oraciones obligatorias cada día y cada noche. Si te obedecen en eso, entonces diles que Allah ha hecho obligatorio el Zakat que es tomado de su riqueza y repartido a los pobres de entre ellos.

عن عبد الله ابن عمر رضي الله عنهما قال : فرض رسول الله صلى الله عليه وسلم زكاة الفطر صاعا من تمر أو صاعا من شعير على العبد والحر ، والذكر والأنثى ، والصغير والكبير من المسلمين وأمر بها أن تؤدى قبل خروج الناس إلى الصلاة
(رواه البخاري في صحيحه رقم ١٥٠٣ و مسلم في صحيحه رقم ٩٨٤)

Abdu-l-Lah Ibn Umar – que Allah esté satisfecho de él – dijo que el Profeta – sobre él la plegaria y la paz – ha impuesto que la limosna de la ruptura (Zakat al Fitr) sea un sa’ (medida) de dátiles, o un sa’ de cebada, tanto para el esclavo como para el hombre libre, para hombres y mujeres, para viejos y jóvenes entre los musulmanes, y ha ordenado que sea dada antes de la salida de las gentes para ir a rezar*

  • Se refiere al rezo del salat del Aid
    (Recopilado par Boukhari en su Sahih n°1503 et Muslim en son Sahih n°984)

Que Allâh acepte nuestro ayuno y haga que nuestra Zakat sea satisfactoria a Sus Ojos y que nos limpie las tinieblas del corazón.