13 abril 2024
Hadiz

Una historia del profeta Musa

Entre las historias que se relatan sobre Sayyidinâ Mûsâ – sobre él la paz – hay una que es reveladora. En ella podemos encontrar esas explicaciones de lo inexplicable que solamente posee Allâh, Quien lo conoce todo y a todos. Mûsâ, que ya se precipitó al cuestionar la actitud del Jadir en el episodio relatado en el Corán en la Surat La caverna, fue cauto en esta ocasión, pues su interlocutor no era otro que Allâh. No olvidemos que Mûsâ hablaba con Allâh.

La historia que conoció Mûsâ; no importa en realidad en qué manera llegó hasta él, es la siguiente:

Un jinete sediento dio con un pozo. Descabalgó, se acercó al pozo y bebió de él hasta estar saciado. Volvió a montar su caballo y después de algún tiempo se dio cuenta de que se le había olvidado un objeto al pie de aquel pozo. El objeto era una bolsa plena de piezas de oro. Inmediatamente, el jinete tomó de nuevo rumbo al pozo para recuperar lo que era suyo y ahí se había dejado.

Mientras, un joven había ido a beber al pozo, y al darse cuenta de la presencia de la bolsa, la tomó y se la llevó.

Unos instantes después de pasar aquel joven, un anciano fue a aquel pozo a beber, y es aquel anciano el que encontró el jinete cuando pudo regresar cabalgando al pozo. Al verle, el jinete le preguntó:

– ¿Acaso has visto una bolsa que olvidé hace un rato en los pies del pozo?

El anciano, como en realidad no había visto aquella bolsa, lo negó. Pero el jinete no le creyó y comenzó a acusarle. injustamente. Ante las negativas del anciano comenzó a golpearle, y lo hizo de tal manera fuertemente, que terminó por darle muerte.

Al saber aquello Mûsâ quedó totalmente sensibilizado por los hechos; tanto que se dirigió a Allâh, diciéndole que, por favor, le explicara por qué había ocurrido este hecho tan extraño como aparentemente injusto.

Allâh le contestó y le explicó todo aquello que para Mûsâ había pasado desapercibido, diciendo:

Aquél jinete, ya hace años, robó una bolsa de dinero al padre del muchacho que lo encontró en el pozo. Y aunque el muchacho no lo sabía el dinero volvió a la familia

Aquél anciano, años ha, mató al padre del jinete, sin tener éste noticia.

Y este acontecimiento ha venido a responder a aquellos hechos que tú has visto y por los que no encuentras explicación.