18 junio 2024
Nuevos Musulmanes

¿Quiénes son los extraños?

Abdul Karim Mullor

¿Quiénes son los extraños ?

Unas palabras del Profeta – sobre él la plegaria y la paz – hablan de esos extraños bienaventurados que practican el Islâm de forma satisfactoria.

En efecto, puedo testificar que las personas que representan a un Islâm total, tal y como fue repertoriado por Muḥammad (Islâm+Imâm+Iḥsan) son pocas, muy pocas en estos tiempos.

Vemos en las redes sociales un nivel de ignorancia alarmante. La mayoría de los que ahí escriben lo hacen sin saber lo que dicen. Simplemente lo hacen por expresar la opinión que en ese momento ronda por su pensamiento desde la intimidad de sus hogares. Lo hacen sin tener un soporte adecuado, sin sabiduría y vulnerando las leyes más elementales de la razón. Pretenden, por otra parte, que los demás sigan sus «ocurrencias».

Muchos se encuentran satisfechos de su ignorancia y reclaman ser reconocidos como sabios. Se auto nombran doctores o chayjes para deslumbrar y hacer negocio con la candidez de las gentes. Otros dedican años y años de su vida en un proyecto que deriva en la adulteración flagrante del Libro de Allâh, bajo excusa de realizar una traducción.

No vemos una salida clara a todo esto; no atisbamos una luz al final del túnel. Se precisa un cambio total; una revolución religiosa islámica a nivel mundial. Y sabemos que eso no se dará hasta que no venga el Mahdi que todos estamos esperando.

Mucha gente habla de religión con el mismo talante que se departe con los amigos en una tertulia de cafetín. Todos quieren su día de gloria. Y es claro que, viendo este nivel aflorar por todas partes, quienes son sabios en realidad, quienes  representan al Islâm verdadero, no tengan espacio para extender su ciencia. ¿Pero quién desea hoy la Ciencia? Hoy, se aprende el Islâm en tu casa en zapatillas, al lado del radiador. De esta guisa, se miran videos de dudosa validez; en plan pasivo, con el té o el cafelito al lado.

!Y esto haciéndose se pretende adquirir sabiduría!

No hay nada peor en materia de conocimiento que estar orgulloso de la propia ignorancia.

 “El Islam comenzó como algo extraño y volverá a ser algo extraño, bienaventurados los extraños”. Se dijo: “¿Quiénes son ellos, Oh, Mensajero de Allah?” Él respondió: “Los que son honrados cuando la gente es corrupta” . (de Ibn Masˤud – repertoriado en Muslim).

Esta corrupción a la que se refiere el Profeta es la religiosa. Hoy todo el mundo introduce nuevas doctrinas: Wahhabismo, salafismo, coranismo, ahmadiyas, tabliguis, todo eso no es Islâm, es Masonería. Las gentes hablan sin saber.

Aquellos que son honrados cuando la gente es corrupta son aquellos que siguen la religión sin cambios heréticos ni modificaciones artificiales, ni innovaciones, sin cobrar estipendios de los políticos a los que sirven. Es decir, pocos, muy pocos.

 Los extraños son aquellos que no se ven afectados por el contenido de este hadiz.

De Abdullah bin Amru bin Al-Ás – que Allâ esté satisfecho de él – que el Mensajero de Allah – sobre él la plegaria y la paz – dijo:

«Allâh no retira de una sola vez el conocimiento. Lo hará haciendo morir a los sabios con su conocimiento. Entonces, quedarán solo personas ignorantes que, cuando se les consulte, darán veredictos basándose en su opinión personal solamente; se extraviarán y extraviarán a otros.»

Esos extraños bienaventurados, esos pocos que quedan de pie cuando todo está caído son mejores que el resto. Su influencia y cercanía a Allâh es tal que ellos solos han tomado la Amana y por tanto el peso del Islâm sobre sus espaldas y hombros.

Ellos son como las gentes de Badr. Los herederos de los saḥaba. La luz en las tinieblas. Uno solo de ellos puede valer una nación.

’Inna ’Ibrahima kana ’ummatan (Ciertamente Ibrâhîm era una Umma) (A-n-Najla 120)

¿No dice Rasul – sobre él la plegaria y la paz – esto que sigue?:

No estará exenta la tierra de al menos cuarenta de mi Umma que tendrán el corazón como el del Jalil (sayyidina Ibrâhîm). Cuando uno de ellos muere, Allâh lo sustituye por otro. Por ellos recibís la lluvia y el sustento. (Ŷamiˤa-ṣ-ṣagira de Ŷalaluddin Suŷutî).

Y si por solamente cuarenta de la Umma Allâh da la lluvia y el sustento. ¿Cuál no será su importancia a los ojos de Allâh?

¿Acaso creéis que alguien va a seguir y aceptar a alguno de estos? Por lo que estamos viendo no es así. Solo unos pocos lo hacen. El resto busca excusas para sentirse superior a los demás. Porque es este el vicio más antiguo del alma: el orgullo que ciega y la codicia que hace enloquecer.

¿Cuál es entonces la situación lamentable de una comunidad que no reconoce a sus sabios y que no sabe dónde se encuentra la Sabiduría y el Conocimiento? Diciendo como dice el Corán:

Preguntad a las gentes del recuerdo si vosotros no sabéis.

Ahora bien, si casi nadie sabe quienes son las gentes del Recuerdo, esto desemboca en que casi todos preguntan a los ignorantes como dice el hadiz que acabamos de repertoriar.

Es claro que el Profeta no se puede equivocar y que él, ya en aquella época, cifró en un pequeño número los que seguirán el Islam de una forma adecuada. Por eso los llamó extraños; les dijo que serían bienaventurados, pues en silencio sufren por la situación de la mayoría de los musulmanes en estos tiempos.

Que cada uno se haga una auto evaluación y se pregunte si los conoce, y si la respuesta es no, que se pida cuentas a sí mismo por la situación en la que se encuentra. Nunca los encontró si nunca los buscó.