19 julio 2024
Nuevos Musulmanes

¿Qué ocurre con los menores? ¿Qué ocurre con la “Educación» en los colegios?

Abdul Karim Mullor – Presidente de ACEDI

¿Qué ocurre con los menores? ¿Qué ocurre con la “Educación» en los colegios?

Hasta hoy la Patria potestad de un menor corresponde a los padres. Es decir, se considera a un menor como uno de los componentes del hogar de pleno derecho. La madre lo llevó en su vientre soportando todas las molestias que eso conlleva. Ambos cónyuges se ocuparon de él, pasaron días y noches de desvelos para ayudarle a crecer con salud y educación. Fueron su salvaguarda, su referencia, su hogar. Crecieron rodeados de amor y de devota dedicación.

Hoy, parece ser que ciertos personajes han decidido destruir la Familia. ¿Y qué manera mejor de hacerlo que arrebatar al menor de su propio hogar, de sus propios padres? Las palabras de la ex-ministra Celaa, quien como devota estalinista llegó a decir que “los hijos son del Estado”, resuenan aún en nuestros maltrechos oídos, cansados de escuchar tanta sinrazón; tanta barbarie.

Hoy, las cosas van más lejos cuando se permite a los menores, Dios sabe en base a qué, (o quizás no Dios, sino el diablo), cambiar de sexo, cuando aún continúan siendo menores, es decir, bajo la tutela y la Patria potestad de los padres. Dos leyes contradictorias que, por un arte de birlibirloque haría desgañitarse de reír a aquellos hermanos Álvarez Quintero, sevillanos ellos, a la vez que indignarse ante tamaño allanamiento de morada.

Pues es un allanamiento de morada entrar en los hogares intentando ejercer la función que les corresponde a los progenitores. Dos leyes contradictorias, la de la Patria potestad y esta que por pudor no repetimos, digna de aquel sainete titulado “La casa de Tócame Roque” escrita por los hermanos sevillanos.

En toda evidencia, la única manera de utilizar al menor de esta manera fraudulenta es el colegio. De esta forma, se obliga a los profesores a hacer apología de la libertad sexual, a veces en contra de la voluntad de estos últimos, quienes serán tachados de ir contra la libertad y la democracia sino “colaboran”.

No sé qué idea pueden tener estos individuos de la libertad y de la democracia. Una mente lúcida, por muy despejada que fuere, se encontraría enajenada al escuchar tal enjundia. Porque, lo que es cierto es que la libertad no es tal si vulnera derechos, en este caso el de los padres, y si trata de coaccionar al menor.

Pues dejadme deciros que el simple hecho de invitar a un menor a realizar un acto que en su vida jamás habría pensado es coacción. Y, lo que es peor aún, repetimos, es un allanamiento de morada de facto, pues sin forzar puertas ni ventanas, se entra en el corazón del hogar sin permiso ninguno.

Nosotros, quienes en nuestras casas y nuestras vidas nos basamos en el Corán, sabemos que una de las peores ofensas que se pueden realizar es romper los lazos familiares. Educamos a nuestros hijos a que sean íntegros en sus creencias y en sus vidas; que amen y respeten a padres y hermanos; que no cometan actos contrarios a la Religión que les hemos enseñado. Y lo hacemos por amor, por misericordia, por bondad, mientras que los individuos, individuas o individúes  que promulgan esto, son simplemente un grupo de intereses que quieren imponer su interesada visión de la libertad a golpe de imposición dictatorial en nombre de la Democracia.

Ahora los niños no son niños, son niñes, chiques, etc. Al menos es así como los nombran les tont@s y l@s ignorantos e ignorantas que se han subido a un escaño para actuar como “escarnio legal” promulgando su tont@ maner@ de entender lo que es un gobierno.

Una idea de la Democracia que pasa por comprarse un chalet de 700.000 euros mientras se cacarea que se está mirando por el pueblo.

Como decía Don Francisco de Quevedo y Villegas, ya en su tiempo:

¿Quién hace al ciego galán y prudente al sin consejo?

¿Quién al avariento viejo le sirve de Río Jordán?

¿Quién hace de piedras pan sin ser el Dios verdadero? El dinero

Lanzo una pregunta al aire: ¿de dónde sale todo esto? ¿De una planificación social que busca desmembrar la familia para así tener a las gentes sometidas? ¿De la implementación de un nuevo modelo económico basado en gentes robotizadas y sumisas?

Aparte de esto que yo sé que muchos compartís conmigo aunque no seáis de mi religión, voy a contaros una serie de hechos que harían sonrojar al menos sensible de los lectores.

Colegio X de la Ciudad Y

Un profesor o una profesora accede al claustro contento/a de haber suspendido a toda la clase en 1º de Bachillerato en la materia X. En plena pandemia este personaje se frota las manos de haber suspendido a los vulnerables alumnos que no pueden gozar sino de la mitad de las horas de clase.

En ese mismo colegio, en cierta materia, el examen excede de lo enseñado de manera totalmente evidente. Al quejarse los alumnos de esto, algunos de entre ellos son perseguidos y presionados, por aquellos que comportándose como sus enemigos se jactaban de ser sus educadores.

Año 2022

Selectividad española en un país que no voy a nombrar, pues la persona que se encuentra damnificada va a proceder en Justicia.

En la ciudad T del país M hay un instituto español en el que tradicionalmente sus alumnos se examinan de Selectividad. El alumno F, que estudiaba en la Educación a distancia, residente en la ciudad T podría haberse examinado allí, pero el Ministerio les envía a la ciudad R que se encuentra a 300 kmts de la ciudad T donde reside. Debido a esto, F ha de ir con los padres a R, alquilar unas habitaciones durante los cuatro días en los que se desarrolla la prueba.

Era la selectividad de septiembre. Cuando llega el examen se ve que estaba calculado escrupulosamente para suspender a todos, cosa que según las informaciones que poseo, sucedió.

El examen de septiembre comparado con el de Junio, y esto es constatable, pues se encuentra publicado en sus páginas correspondientes, es extraordinariamente más difícil e impropio de un nivel de 2º de Bachillerato, constatado esto con estudiantes de 3º de ingeniería, quienes dicen que se trata de un nivel de precisamente su año de carrera.

Es decir, como no ocurrió en España, y probablemente nunca se llegara a saber, los “educadores” vieron el camino despejado para suspender anticipadamente a los alumnos que ya habían sido vapuleados obligándoles a ellos y a sus familias a viajar a centenas de kilómetros de sus hogares.

Por este motivo, al verse desposeído de su Selectividad, y ante la imposibilidad de estudiar en la universidad pública en España, el alumno F hubo de ir a estudiar su carrera al país B con el consiguiente e importante desembolso económico correspondiente.

Esto es lo que podemos esperar de la “Educación” en este país. En un país que se enorgullece de ser desarrollado, y que tiene a muchos de sus súbditos rebuscando en los contenedores de basura lo que otros tiramos.