18 abril 2024
Hadiz

Palabras del Profeta Muhammad sobre Umar Ibn al Jattab

A-s-salamu ˤalaykum

Amado por los creyentes verdaderos ; odiado e insultado por los persas descendientes de Hurmuzan, Umar Ibn al Jattab – que Allâh esté satisfecho de él – fue amado y elogiado por el Profeta Muḥammad – sobre él la plegaria y la paz – ; tanto que nuestro profeta se unió en matrimonio con la hija de Umar llamada Ḥafsa – que Allâh esté satisfecho de ella -.

Las esposas del profeta son nuestras madres, dice el Corán, y no hay peores hijos que quienes reniegan de sus propias madres.

Umar conquistó Persia, y hasta hoy los persas le odian por ello.

El Profeta – sobre él la plegaria y la paz – ha dicho a propósito de Umar:

En las comunidades que os han precedido existían hombres inspirados por Allâh. Si hay un tal hombre en mi nación, ese es ‘Umar.

(Sahih Bujari)

De que el diablo te ve tomar un camino, rápidamente toma otro”.

“Allâh ha puesto la verdad en la lengua y el corazón de ‘Umar”

(Abu Dawud, Tirmidi y Ahmad)

Al Bujari y Muslim han transmitido que el Profeta – sobre él la plegaria y la paz – tuvo tres sueños sobre ‘Umar – que Allâh esté satisfecho de él -:

En el primero de ellos él – sobre él la plegaria y la paz – dijo: “He visto a un grupo de hombres con vestidos que les llegaban hasta el pecho, y en lo más alto, he visto a ‘Umar con un vestido tan largo que lo iba arrastrando”. El Profeta – sobre él la plegaria y la paz – ha dicho interpretando este sueño: “es la religión que le cubre”

En el segundo sueño, el Profeta – sobre él la plegaria y la paz – ha dicho: “Se me ha traído leche para beber y he bebido hasta verla salir de mis uñas, y he dado el resto de la leche a ‘Umar”. El Profeta añadió: “he interpretado la leche como la ciencia”.

El Profeta – sobre él la plegaria y la paz – ha dicho con respecto al tercer sueño: “Estaba en el Paraíso, donde una mujer hacía sus abluciones al lado de un palacio, y pregunté quien era su propietario; se me dijo que ‘Umar, y en ese momento me acordé de sus celos y me di la vuelta”. ‘Umar se puso a llorar y dijo: “¡Celoso de ti Mensajero de Allâh! ¿Cómo podría yo estar celoso de mi señor?”

Ibn Mas’ud – que Allâh esté satisfecho de él – ha dicho : « El Islam de ‘Umar era una victoria, su emigración fue un triunfo y su mandato era una misericordia” antes de añadir: “Es después de la conversión de ‘Umar que pudimos rezar junto a la Ka’aba por vez primera”.

Abu Musa al Ash’ari – que Allâh esté satisfecho de él – ha dicho en un largo hadiz:

…alguien llamó a la puerta. Yo dije: “¿Quién es?

El me respondió: “Es ‘Umar Ibn al Jattab

Yo dije: “Espera un poco”

Vine junto al Enviado de Allâh – la plegaria y la paz sobre él – y le dije: “’Umar pide permiso para entrar”.

El me dijo: “Hazle pasar y anúnciale el Paraíso”

Volví hasta ‘Umar y le dije: “Puedes entrar y el Mensajero de Allâh – la plegaria y la paz sobre él – te anuncia el Paraíso”

Entró pues y se sentó sobre el brocal a la izquierda del Mensajero de Allâh – la plegaria y la paz sobre él –. El sumergió, como el Enviado, sus pies en el pozo.

(Bujari y Muslim)

Hudayfa Ibn al Yaman – que Allâh esté satisfecho de él – ha dicho que oyó decir al Profeta – sobre él la plegaria y la paz – decir:

Tomad ejemplo de aquellos quienes vendrán después de mí: Abu Bakr y ‘Umar

(Tirmidi y al Hakîm)

Hudayfa Ibn al Yaman – que Allâh esté satisfecho de él – ha dicho asimismo que oyó decir al Profeta – sobre él la plegaria y la paz – decir:

Si debiera haber un Profeta después de mí, ese hubiera sido ‘Umar”

(A-t-Tirmidi y Ahmad)