13 abril 2024
Fiqh y jurisprudenciaNuevos Musulmanes

Los tres Tawhid – Nueva versión de la trinidad

La paz sobre vosotros

La palabra Tawhid en árabe significa Unidad. No una unidad cualquiera, sino la Unidad de Allâh. Allâh Mismo nos muestra en el Corán como Él ha creado todo en parejas. Efectivamente, la Creación es multiplicidad y desdoble, encuentro de contrarios o de complementarios, afirmación y negación, verdad y mentira, hombre y mujer, macho y hembra, etc.

Es así, de tal manera, que encontramos que lo solo Uno es Allâh, y fuera de Allâh es imposible que exista Unidad, y por tanto Tawhid.

Y hemos creado parejas de cada cosa para que tal vez reflexionarais. (51-40).

En cuanto se refiere a esta Unidad divina, debemos decir que ella misma la podemos considerar como siendo Uluhiyya (divinidad). Es decir, Allâh es la divinidad Sola, Única, sin límites ni barreras. Antes de la Creación, como ahora, El continúa siendo el Mismo, sin mengua alguna.

Cuando El creó, mostró al universo su faceta de Rabb (Señor); pues difícilmente podríamos hablar de Rabb si no existiera creación alguna. Es pues Rabb una faceta divina que supone ser el Señor Todo poderoso de todo cuanto ha creado.

Asimismo, y como dice este hadiz qudsi, Él ha decidido mostrarse a la creación para ser conocido, y para ello se ha revestido de Nombres y atributos. Un hadiz qudsi dice:

Yo era un tesoro oculto y quise ser conocido, y para ello creé la Creación.

Su Uluhiyya (divinidad), Su Rububiyya (Señoreidad) y Asma’u wa-s-sifat (Nombres y Atributos), no son realidades separadas unas de otras sino en las capacidades de comprensión humana. Los tres aspectos son uno solo, de tal manera que los dos últimos se encuentran contenidos en el primero, que es la Divinidad. Tanto la Rububiyya como los Nombres y Atributos son facilidades que Allâh nos da, adaptadas a nuestras capacidades de comprensión, para que Le podamos servir y conocer.

Los tres Tawhid – Una doctrina herética

Las sectas del Islam, cuyo nacimiento y desarrollo han sido facilitados por la Masonería, han inventado la doctrina de los tres Tawhid. Dividen lo Uno en tres, bajo la excusa de que cada uno de los tres aspectos comentados arriba contienen un Tawhid separado, los unos de los otros. Para esto dicen apoyarse en las aleyas que dicen que los incrédulos creían en la divinidad, pero no en Sus mandatos. Una excusa verdaderamente pueril, pues el resultado de esta elucubración mental no es otra cosa que el nacimiento de una nueva trinidad.

Antes de la creación solamente existía la Uluhiyya (divinidad). Cuando Allâh creó la creación, Él no se modificó en nada, y su aspecto de Señor fue un producto directo de Sus cualidades como Ilahi (como Dios). Asimismo Sus Nombres y Atributos son aspectos de comunicación con los seres humanos y los genios; y sin embargo, ellos, como Su aspecto de Señor, emanan directamente de Su Uluhiyya, que es Su Divinidad. Con lo cual hablamos de una sola cosa, que es la Deidad de Allâh la cual es percibida de manera diferente, según el aspecto que tengamos en cuenta, únicamente por el Ser Humano creado, no siendo distintas en la Divinidad Misma.

¿Por qué entonces dividir en tres lo que es Uno? ¿Para adaptar a Allâh a nuestra comprensión mundanal? ¿Para dividir Su naturaleza y realidad en tres aspectos diferentes? ¿No es eso lo que hacen y dicen los cristianos?

Efectivamente, decir que hay tres Tawhid es reconocer o creer en una trinidad. Pues los cristianos dicen que hay tres personas en un solo Dios; mientras que los heréticos de la Umma musulmana (si es que pueden ser contemplados como estando dentro de la Umma), dicen que hay tres Tawhid en uno solo. Exactamente las mismas afirmaciones con diferentes palabras.

Los cristianos dicen que el hijo es consustancial al padre. Los heréticos dicen que los tres tawhid son consustanciales a Allâh; pero dicen que son tres, como los cristianos.

La influencia masónica en la creación de las sectas wahabitas y salafistas está bastante clara en este contexto. Porque, al final, lo que pretenden, con el transcurso del tiempo, es acercar posturas con otros credos para la creación de una sola religión, que es la religión del Daŷŷal, el viejo sueño de la Masonería, que, con sus templarios comenzó a practicar el arte de Harut y Marut ya hace casi 1000 años.

No hermanos, estas sectas de las que os hablamos no dan puntada sin hilo. Todo tiende a un fin, todo va en la misma dirección.

¡Que Allâh proteja a la Umma de los traidores!