27 mayo 2024
DestacadasHadiz

Los estremecedores hadices del Najd – de incontestable actualidad

En el Nombre de Allah – el Todo Misericordioso – el que Manifiesta Su Misericordia

Y la plegaria y la paz sobre el Profeta, su familia y compañeros.

El Profeta – sobre él la plegaria y la paz – nos ha hablado sobre estos tiempos de una manera clara y diáfana. Además de los hadices en los que se dice que los ignorantes subirían a las cátedras, que los musulmanes seríamos muchos en número pero fútiles como la espuma del mar; he aquí un grupo de hadices que nos hablan sobre el mal que sobrevendrá de una región situada al Este de Madina. Siguiendo el mismo paralelo en el que se encuentra Medina nos encontramos con la región del Najd, región donde se encuentra Riad, la capital de Arabia Saudita, y Diriya (en la foto) , la patria de Muhammad Ibn Abdil Wahhab. Más al Este se encuentra Catar.

Diremos además que en la misma región de Najd, de la tribu de Kalb, saldrá A-s-Sufiani, quien según los hadices combatirá al Imam Mahdi y perecerá tragado por la tierra entre Meca y Madina.

Los hadices hablan por ellos mismos. El Profeta manifiesta que del Najd saldrán los cuernos del chaytan y que habrá un pueblo al que él asemeja al pueblo de Ad, aquél pueblo de Iram las de las columnas (Irama dati-l-Imad) que se rebeló contra el profeta Hud – sobre él la paz -.

La juventud musulmana, y no solamente la juventud, sino todos los musulmanes, deberían conocer estos hadices a fin de tratar de no seguir las doctrinas que proceden de esas regiones las cuales están desviando a buena parte de la comunidad musulmana. Y sin más dilación pasemos a leer los hadices que se encuentran todos en el Sahih Bujari.

Que Allâh nos proteja del Daŷŷal

Sahih Bujari 3344

Abu Sa’id – que Allâh esté satisfecho de él – transmitió:

Ali – que Allâh ennoblezca su rostro – había enviado al Profeta – una pequeña pieza de oro que éste había repartido entre las cuatro personas siguientes: Al-Aqra’ Ibn Habis al Ḥandaly, Uyayna Ibn Badr al-Fasary, Sayd a-t-Tay y Alqama Ibn Ulaza al-Amiri. Este reparto hizo entrar en cólera a los Qurayšies y a los Ansar, ellos dijeron: “Da a los señores del Naŷd y a nosotros nos da de lado” . Pero el Profeta dijo: “He actuado así únicamente para ganar su corazón”. Entonces se adelantó un hombre con los ojos perdidos en el fondo de su órbita, con las mejillas abombadas, la frente protuberante y la barba larga, pero la cabeza afeitada: “Teme a Allâh, Muhammad” – exclamó -. – ¿Quién obedecería a Allâh si yo no lo hiciera? – le respondió – Allâh me hace confianza cuando se trata de hombres de toda la tierra ¿y vosotros no tendríais confianza en mí? – . Un hombre, creo que era Jalid Ibn Walid, pidió al Profeta autorización para matar a ese hombre, pero el Profeta rehusó. Y cuando el hombre partió, él dijo: “De la descendia de ese hombre – o según otra variante de la posteridad de ese hombre – saldrá un pueblo de gentes cuya recitación del Qur’an no pasará de sus gargantas, que saldrán de la religión tan facilmente como la flecha sale de su funda; que mataran a las gentes del Islam y dajarán a los adoradores de ídolos. Si yo viviera en su época, les haría perecer como perecieron las gentes de ‘Ad.

Sahih Bujari 3611

Suwayd Ibn Gafala transmitió que Ali – que Allâh ennoblezca su rostro – dijo:

Cuando yo os transmito un hadiz del Enviado de Allâh – sobre él la plegaria y la paz – preferiría caerme del cielo que mentir sobre él, pero cuando yo os hablo…., entre vosotros y yo, entonces sabed que la guerra es astucia…. He escuchado del Enviado de Allâh decir: 

Al final de los tiempos, aparecerán unos jóvenes estúpidos cuyas palabras parecerán ser las mejores entre los humanos, sin embargo, saldrán del Islam con la misma facilidad que una flecha lo hace de su funda. Su fe no sobrepasará su garganta…Matadlos donde los encontréis. A aquel quien les mate le valdrá como una recompensa para el Día de la Resurrección.

Sahih Bujari 7094

Nafi’ – que Allâh esté satisfecho de él – transmitió que el Enviado de Allâh – sobre él la plegaria y la paz – dijo:

Señor, haz que nuestra Siria y nuestro Yemen sean benditos – Enviado de Allâh – dijeron los presentes ¿y nuestro Naŷd? – Señor haz que nuestra Siria y nuestro Yemen sean benditos – Enviado de Allâh – repitieron los presentes – ¿y nuestro Naŷd?… Yo creo que fue a la tercera vez  que el dijo: “Allí habrá terremotos y subversiones y es por allí que aparecerán los cuernos del shaytan”.

Sahih Bujari 7562

Abu Sa’id al Judri – que Allâh esté satisfecho de él – transmitió que el profeta – sobre él la plegaria y la paz – dijo: “Habrá gentes que saldrán por el Este; ellos recitarán el Qur’an, pero este no sobrepasará sus gargantas. Ellos saldrán de la religión tan fácilmente como una flecha sale de su funda, y ellos no retornarán a él que si la flecha se situa en su cuerda. ¿Cuál será su signo? – preguntaron los presentes. – Su signo será que tendrán las cabezas rapadas.