Los compañeros de la derecha y los aproximados

Abdul Karim Mullor

Los compañeros de la derecha y los aproximados

Los musulmanes se dirigen a Allâh de dos maneras diferentes. Es decir, ellos buscan de su Señor fundamentalmente dos tipos diferentes de cosas.

Unos buscan el perdón de sus faltas y la recompensa por sus buenas obras. Mientras que otros buscan conocerle, aproximarse a Él y Su Amor, además de un perdón total.

¿Cómo ambos grupos podrían ser iguales? ¿Cómo es posible que los miembros de cada grupo no se distingan unos de otros en la vida cotidiana, mientras que en la Otra Vida tendrán moradas de destino diferentes los unos de los otros?

Veamos lo que dice a su respecto la Surat El acontecimiento (surat 56)

Los compañeros de la derecha ¡Oh los compañeros de la derecha! (8)

Y los adelantados. ¡Oh los adelantados!
Esos serán los que tengan proximidad en los jardines del Deleite.
Muchos de los primeros y pocos de los últimos
(10 a 14)

El Corán establece la diferencia. Esto clarifica entonces que se trata de dos grupos de gentes, con diferentes actitudes, con estilos de vida diferentes. Y lo que es primordial y verdaderamente importante y definitivo, los componentes de cada grupo conservan una relación con Allâh completamente diferente, teniendo, no obstante, una sola cosa en común: que ambos obedecen las prescripciones divinas y se alejan de las prohibiciones.

En el Paraíso de los compañeros de la derecha, si bien habrá gozo y felicidad, también existirá una gran tristeza. Ellos serán privados de la contemplación de Allâh, y al ver a los del otro grupo llorarán por haber desperdiciado en sus vidas la oportunidad de actuar de una manera diferente.

Algunos de ellos llorarán más amargamente por haber negado a las Gentes del Recuerdo, y ahora realizar la Verdad que antes se dieron tanta pena en negar.

El lugar de destino en la Otra Vida difiere muchísimo el de unos del de los otros.  En las siguientes aleyas podemos comparar las diferencias. Claro está que lo descrito en el Corán son solamente reflejos (sifat) de la realidad que se esconde detrás de ello. No obstante, incluso el lector cuya vista sea la menos penetrante de todas, realizará que existe una diferencia substancial entre las condiciones de unos y otros en la vida del Más Allá.

Esta misma surat continúa ensalzando a los adelantados en otra aleya en la que se demuestra que ellos son los únicos en comprender completamente el Corán.

Y juro por el ocaso de los astros
lo cual, si supierais es un gran juramento,

que es una Recitación noble en un Libro oculto que no tocan sino los purificados.
Revelación descendida por el Señor de todos los mundos.
(75  a 80)

Puesto que se habla de un Libro Oculto y el Corán que tomamos en nuestras manos no lo es, queda suficientemente claro que en estas aleyas se habla de la comprensión de los significados ocultos y sublimes del Corán.

Las relaciones con Allâh de cada uno de los grupos

 – Los compañeros de la derecha

Por amor a la recompensa del Paraíso y el miedo al fuego del Infierno, la gran mayoría de los musulmanes actuarán buscando el perdón y la recompensa. Ellos realizarán lo obligatorio, rechazarán lo prohibido y pedirán perdón a Allâh.

Si realizan obras voluntarias siempre lo harán buscando que les salga la cuenta, es decir, buscando que sus obras buenas sean más que las malas, y llegar al último día con un balance positivo que haga inclinar la balanza a su favor.

Lo peor de todo esto es que algunos, dejándose llevar por el orgullo dicen que no existe nada mejor que eso. Estos no han comprendido ni el Corán ni la Sunna. Y en ese sentido, han fracasado en sus vidas. Su inquina contra las Gentes de Recuerdo puede ponerles en una deplorable situación en el Ultimo Día. Pero hacer esta valoración no nos corresponde a nosotros, sino a Allâh.

Si hay que decir, que a nadie con sensibilidad suficiente le gustaría pasar el Sirat como ellos lo harán por esa inquina que acabamos de citar.

– Los adelantados o aproximados

Ellos solamente buscan con sus actos y palabras el Rostro de Allâh y Su Amor. Si Él les recompensa Le dan las gracias, pues ellos nunca desdeñarán el más mínimo de Sus favores, por deferencia a Su gracia y bondad.

Pero ellos buscan Su Amor, buscan verle, buscan conocerle, buscan amar y ser amados. No piensan en el Paraíso, y si temen al Infierno es por el temor que ellos tienen de Su Poder. Decía el Profeta – sobre él la plegaria y la paz -:

Yo soy de vosotros el que mejor conoce a Allah y el que más Le teme.

No obstante, su confianza excede a su temor, y en toda tranquilidad se dan a Él. Se ponen en Sus Manos y a su disposición. Reciben Amor y Misericordia, y ambos lo derraman en los demás en perfecto espíritu de generosidad y sin pedir nada a cambio.

Pasarán el Sirat, unos como un relámpago, otros como una flecha.

Y estarán en el Estanque del Profeta junto con Muḥammad, los compañeros, y los amigos de Allâh.

Verán a Allâh todos los viernes. Pero hay que saber que allí siempre es viernes.

¡Qué Allâh nos dé cordura para aproximarnos a este grupo bendito y que nos aparte de las controversias y de la desconfianza en Allâh durante nuestras vidas.

Amin.

Y Allâh sabe más