13 abril 2024
Hadiz

La solidez del hadiz y de la Sunna

A-s-salamu ˤalaykum – La paz sobre vosotros

Cuando algunos machaconamente, como para quererse convencer a sí mismos y a otros, dicen cosas tales como : « los hadices no están bien recopilados porque han sido recogidos por seres humanos », olvidan con ello sin duda al Poder de Allâh, y :

No desesperan de la Misericordia de Allâh sino los incrédulos (12-87)

Ya enumeramos en otras ocasiones la más de una decena de aleyas del Corán en la que Allâh nos ordena obedecer al Profeta – sobre él la plegaria y la paz – ; por eso no lo vamos a realizar de nuevo, remitiendo a los escritos que en esta web hice sobre la ciencia del hadiz.

Y puesto que Allâh nos da una Orden resultaría totalmente absurdo sugerir que El, en Su Sabiduría infinita no nos ha dejado las herramientas necesarias para que podamos cumplirla.

En un hadiz de una colección que tuve el honor de traducir al español, y que podéis encontrar en la biblioteca de nuestra web bajo el título de « Hadices escogidos », el Profeta – sobre él la plegaria y la paz – dice, según el relato de sayydina ˤAli – que Allâh ennoblezca su rostro – :

¡Oh Señor! Ten misericordia por las personas que vendrán después de mí, aquellos quienes relatarán mis Hadices y mi Sunna y les enseñarán a las gentes. (De Ali, recopilado por Tabarani)

Los hadices fueron recopilados con una minuciosidad tal que algunas palabras del profeta – sobre él la plegaria y la paz – se quedaron sin validar por no haber sido transmitidas ininterrumpidamente hasta la compilación de las colecciones. No obstante, estos hadices si quedaron recogidos en las cofradías del Tasawuf debido a la profundidad de la ciencia de los sufis y a que el profeta recomendó vivamente hablar a cada cual según su capacidad de comprensión.

Dudar del hadiz es dudar de Allâh Mismo, ya que es El quien nos ha ordenado obedecer al Profeta.

Toda esta cantinela de que el hadiz no se encuentra bien recopilado, y que, como dicen algunos, los gobiernos Omeya y Abbasí inventaron hadices falsos introduciéndolos en las colecciones es una fantasía creada para satisfacer políticamente a una u otra facción.

De hecho, todos los recopiladores del hadiz, absolutamente todos, salvo seguramente el Imam Malik y Abu Hanifa, fueron perseguidos por los gobiernos quienes les torturaron o les condenaron a prisión. Con este hecho histórico incontestable se demuestra la falsedad de aquellos quienes dicen que los gobernantes Omeya y Abbasies fabricaron hadices ; falsedad manifiesta, más aún, desde el momento en el que dichos detractores no pueden llegar a decirnos de que hadices se trata ; simplemente porque no existen.

Aquellos que aseguran y dan rienda suelta a aquella fábula de que hay hadices que contradicen el Corán, se vieron en su día en un gran aprieto cuando les reté a que me dijeran un solo hadiz que lo hiciera. Nadie me respondió, y cuando tiempo pasado alguien lo hizo, debió enrojercer su rostro cuando le presenté una aleya que decía prácticament lo mismo que ese hadiz.

Testimonios de los sabios del Tasawuf, como el del Šayj al ˤAlawi demuestran la autenticidad de las colecciones de hadices que comenzaron a ser recopiladas por el Imam Malik y terminaron por serlo por Ŷalaluddin Suŷuti, quien en su Ŷamiˤa-s-sagir recopiló cerca de 60.000.

Los detractores del hadiz no pueden encontrar abierta puerta alguna para apoyar su delirante imaginación. Pues si se quisieran apoyar en los sufis, sepan que los sufis damos como buenas todas las colecciones sunnis, además de los hadices que nosotros conservamos y que no han salido a la luz debido al consejo profético de hablar a cada uno según su capacidad de comprensión.

Solamente el incipiente Wahabismo con el anti escuelas y espía británico Muhammad Ibn ˤAbdil Wahhab y el salafismo con el desgraciado personaje llamado Albani llegaron a manipular los hadices declarando falsos y débiles hadices auténticos, alterando así las colecciones originales. Por eso siempre hemos aconsejado no leer libros de hadices editados en Arabia Saudita o por centros sauditas, salafis y de Hermanos Musulmanes. Pero sobre esto ya he escrito en muchas ocasiones como para que aquellos que hayan leído mis escritos conozcan estas circunstancias.

Los intereses políticos, ya sea de Arabia Saudita, Qatar, Persia, Pakistán o cualquier otro país, dominan la prédica religiosa. Incluso, la antes prestigiosa universidad islámica de Al Azhar se encuentra dominada por el gobierno egipcio, no siendo ya una referencia, sino una entidad tomada por intereses políticos nacionales.

Volviendo al asunto de los hadices, y para dar fin a esta corta exposición, diremos que « la Sunna es los brazos del Corán », es decir : aquello que nos permite interpretar y realizar de manera correcta los preceptos divinos del Libro de Allâh. Sin Sunna es imposible rezar correctamente y realizar todo tipo de actos a conciencia y con precisión.

Es irrisorio decir que la Sunna no se encuentra bien recopilada, pues aquellos que ello dicen se deben ver confrontados a tremendas dudas cuando rezando no saben si lo están haciendo bien o no. Y diciendo esto permitidme ser jocoso, sugiriendo, que quien eso asegura nos está contando « una de Jaimito ».

Que Allâh preserve a los musulmanes de charlatanes y busca fortunas, que muchos hay. Que El nos lleve por el Camino del Bien, de la Verdad y del Amor.

Abdul Karim Mullor