27 mayo 2024
Editorial

La nueva religión mundial en construcción

Por Abdul Karim Mullor

La paz sobre vosotros

Hoy, gracias a Allâh, una persona de confianza me ha declarado que hay grupos de personas y ciertas entidades, en principio musulmanes, que están colaborando con la Masonería y ciertos sectores del Judaísmo y del Cristianismo en la elaboración de una nueva religión que va a ser llamada “Religión Abrahámica”, la cual se compondrá de, vamos a decirlo de una manera correcta y llamar a las cosas por su nombre, retales de unas religiones y retales de otras.

Todos estos personajes, a los que podemos incluir en la nomenclatura coránica de hipócritas, y también de herejes, quieren convencer a los unos y a los otros de sus intenciones “bondadosas y nobles”. Hablan, ¿cómo no?, de conceptos como “Paz universal” “Amor”, “Espiritualidad, cuando en realidad no son otra cosa que agentes del Daŷŷal quienes trabajan junto con el chaytan para tratar de borrar de la tierra la práctica y creencia del Islam, que son las que Allâh ha revelado y destinado a toda la Humanidad para estos últimos XV siglos, y los venideros si los hubiera.

Cualquier persona que se desee llamar musulmán y considere que al Islam le falta algo para ser una Religión cumplida y completa podemos encuadrarle en lo que significa el nombre y el concepto de la palabra “hipócrita”.

No en vano un hadiz nos prepara para preservarnos de estos manejos oscuros y malvados diciendo:

Lo que más ama el šaytan es mezclar la mentira con la Verdad

Tengo muchos nombres en mente sobre asociaciones, falsas tariqas sufís, falsos maestros y grupos desviados del Islam ya hace tiempo, que se encuentran en la configuración y creación de este nuevo engendro de diseño; una especie de clon (por no decir clown) desangelado, robótico y paralítico, desprovisto de cabeza y por supuesto de corazón. ¿Y por qué no aquellos originarios de aquella tierra por la que saldrían los cuernos del chaytan, según el hadiz? Ellos están invitados a todas  las fiestas.

No voy a dar hoy esos nombres, y no lo voy a hacer porque necesito recoger pruebas. Asimismo estoy convencido que grupos de ideología aparentemente contraria a todo lo que es una mezcla de religiones, al final van a estar en él y atizando entre bastidores. Y es más, las élites mundiales de poder están comprometidas en este proyecto que culminará, según ellos, en un credo único mediante el cual podrán controlar a la mayor parte de la población mundial, a la que ya están sometiendo intelectualmente con las fantasías de la evolución y de la Ciencia, cuando no aprovechando la situación actual para controlar cuanto se pueda controlar. Pero no tienen en cuenta que, como dice el Corán:

La Astucia de Allâh es mayor.

La avanzadilla, la cabeza de puente ya está trazada; ya tiene sus elementos conocidos, sus personajes, y un elemento integrador llamado Masonería, el cual los aglutina, los reúne, los vigila y los educa a fin de construir la religión de Nimrod, el templo del Faraón de Mûsâ, desde el que se controlará a la población mundial, a la que ya se cree tener en un puño.

Porque, hoy por hoy, nadie, o casi nadie, se preocupa por la verdad; el mundo ha perdido las referencias en cuanto al sistema de vida y a la adoración de un Dios único. Pues, aún a pesar de que los musulmanes somos muchos, no hay entidad intelectual suficiente para salir al paso de toda la ideología que ha sido lanzada al mercado por los verdaderos gobernantes de este mundo, quienes en realidad son los mayores siervos de las tinieblas.

Por ese motivo, y con el fin de preparar a los musulmanes doctrinalmente a la recepción de este nuevo engendro mundial, han nacido las sectas que tanto he criticado por este y otros medios. Estas sectas han desprovisto a los musulmanes de referencias sólidas y de hombres de Religión que puedan ser conocidos y abordados con facilidad, dejando el terreno abonado para plantar la semilla de la sedición.

Yendo de nuevo a los personajes, aparentemente musulmanes, que se encuentran adscritos a este proyecto daŷálico, si alguien me pregunta tengo una buena lista de nombres con hechos probados que atestiguan en su contra. Ahora bien, como aún no he completado la lista, prefiero dejar para otro momento y para otro escrito los detalles que permitirán dejarles sus rostros al descubierto. No somos profetas, pero estamos en el camino de Muḥammad – sobre él la plegaria y la paz -, así que, de alguna manera, Allâh nos ha mostrado quiénes son los miembros de la sedición y cuáles son sus tácticas, las cuales ellos, en la gran estima en la que se tienen que creen que son los más inteligentes de los humanos, infantilmente creen estar bien encubiertas y a salvo.

Si alguien, cristiano, judío o de otro credo quiere practicar lo que es la verdadera religión de Abraham, desde aquí les invito al Islam que es la auténtica religión de Abraham, renovada por el Profeta Muhammad – sobre él la plegaria y la paz -.

Afortunadamente alguien ha emprendido esta búsqueda paralelamente conmigo, y en un tiempo, ni excesivamente corto, ni muy largo, podré sacar una publicación con datos fehacientes que a muchos les pondrán los pelos de punta. De eso se trata al fin y al cabo, pues, desde el Este del mundo musulmán, pasando por el Oriente Medio y los países occidentales, desde Alemania hasta Argentina, por el Norte de Africa, Yemen y más regiones, esto se está extendiendo como la pólvora.

Pero, como dice el hadiz:

Tened cuidado con la mirada penetrante del verdadero creyente porque mira con la luz de Allâh.