19 julio 2024
Hadiz

La ilaha illa Allah – No hay dios sino Allâh

Abdul Karim Mullor

La ilaha illa Allah – No hay dios sino Allâh

No nos puede pasar por alto la campaña acometida cuyo fin es banalizar las bases del Islâm, transformarlas y tratar de convertirlas en algo irreconocible.

Aparte de la adulteración del Corán, que ya hemos denunciado una y otra vez, llegando incluso a enviar una carta a la Embajada de Qatar en Madrid, poco a poco se van añadiendo cosas que dañan ostensiblemente la práctica del Islâm, llegando incluso a proponer modificar todo cuanto es importante en nuestra religión.

Hay quienes proponen ya rezar tres veces al día en lugar de cinco. Hay quienes sugieren que se pueden rezar dos raka’ en lugar de cuatro. Incluso, como pasaba con Albani, hay quienes llegan a prohibir ayunar el sábado. Y estos propugnan romper el ayuno de Ramadán, algo antes del Magreb, o incluso a la hora del salat del Iša.

Ya no solamente han adulterado el Corán, sino que desde hace unos meses se está adulterando el significado de la primera Šahada (Lâ ‘ilaha ‘illa-l-Lâh = No hay deidad sino Allâh). Dice un hadiz:

Abu Sa‘îd Al Judri – que Allâh esté satisfecho de él – transmitió que el Profeta (sallallâhu ‘alaihi wa sallam) dijo: “Una vez, el Profeta Musa (‘alaihis-salam) suplicó al Todopoderoso Allâh, pidiéndole que le enseñara alguna forma de Dikr para Su recuerdo. Allâh le dijo que recite Lâ ilâha illallâh. Musa dijo: “¡Oh mi Señor! Este Dikr lo recita toda la creación” Nuevamente vino la respuesta: “Recita Lâ ilâha illallâh” Él dijo: “¡Oh mi Sustentador! Yo quiero algo que sea exclusivo para mi”. Entonces el Todopoderoso Allâh dijo: “Si los siete cielos y las siete tierras se dispusieran en un plato de la Balanza, y la palabra Lâ ilâha illallâh en el otro, al final pesará más Lâ ilâha illallâh ”.

En el Día del Qiyâmah, Rasûlullâh (sallallâhu ‘alaihi wa sallam) hará suÿûd en frente de Allâh bajo Su Trono y será dicho: “¡Oh Muhammad! Levanta tu cabeza y habla, serás escuchado; pide y se te concederá; intercede, y tu intercesión será aceptada”. Entonces el Profeta Muhammad (sallallâhu ‘alaihi wa sallam) dirá: “¡Oh Señor mío! Concédeme permiso respecto de aquellos que dicen Lâ ilâha illallâh” Entonces Allâh dirá: “¡Por mi honor, por mi majestuosidad, por mi grandeza, sacaré del Infierno a cualquier que haya dicho Lâ ilâha illallâh !”.

Demostrado que “Lâ ‘ilaha ‘illa Allâh” es la mejor de las palabras, más pesada en la balanza que los cielos y la tierra, y que ella salva del Infierno, ahora pasemos a decir de qué manera desafortunada  se ha trastocado esta palabra en ciertas traducciones para que signifique otra cosa de lo que realmente es.

Alguno o algunos, no puede ser con una sana intención, dicen que Lâ ‘ilaha ‘illâ Allâh se debe traducir por “no hay divinidad con derecho a ser adorada otra que Allâh”.

No entendemos porque se ha hecho eso cuando el significado de la palabra es “no hay otra divinidad que Allâh” de manera taxativa y definitiva. Cuando decimos “no hay otro dios que Allâh” o “no hay otra divinidad que Allâh”, estamos negando de manera absoluta la existencia de algo que se pueda considerar como divinidad o dios. Es decir, no existe nada de nada de esa especie.

Pero cuando decimos “no hay divinidad con derecho a ser adorada otra que Allâh” estamos diciendo que hay otras divinidades aunque no se tenga que adorarlas. Estamos creando dioses que no existen; les estamos dando vida, haciéndoles entrar en escena sin que nadie les haya invitado. ¿Cómo hablar de o invitar a aquello que no existe?

Lo que no existe no es. Y lo que no es no se debe mencionar ofreciéndole una existencia condicionada. Es como si la pantagruela no existiera, y yo dijera que la pantagruela no es nunca salada. La estaría dando una existencia condicionada por el dulzor, mientras que ella no existe absolutamente de manera alguna.

La campaña de derribo contra el Islâm continúa. Y aunque a algunos pudiera parecerles sutil esta forma de engaño, dejadme deciros que yo la veo torpe, bruta, y permitidme decirlo arrabalero, vulgar y zafio

¿Por qué creéis pues que creamos esta web? ¿Es por capricho? ¿Por ser famosos y que la gente nos conociera? ¡De ninguna manera!

La creamos para enseñar y divulgar el Islâm verdadero que sus enemigos “internos” se empeñan en destruir.