27 mayo 2024
Sufismo

Eric Geoffroy intenta masonizar al Chayj Al Alawi

Por Abdul Karim Mullor

Eric Geoffroy intenta masonizar al Chayj Al ˤAlawi

Visualicé un vídeo en francés de Eric Geoffroy en el que pude escuchar algunas mentiras soslayadas sobre la vida del Šayj Al ˤAlawi.

Encontré a Eric Geoffroy una sola vez en Bruselas, en el año 2010, y pude constatar que se trataba de una persona que no poseía el don del discurso, además de adolecer de una gran ignorancia sobre el Sufismo. Procedía del Buddismo, según me dijo, al que admiraba, y había sido fichado por Jalid Ben Tunas, quien a la busca de gente bien posicionada en el mundo de la política, dio con Eric, un baluarte en el que apoyarse.

Profesor de Islamología en la Universidad de Estrasburgo, nos exhibe, con su profundo desconocimiento, tanto del Islâm como del Sufismo, el estado lamentable en el que se encuentra la idea sobre ambos en Europa.

El personaje tiene del Sufismo una idea masonizada que quiere hacer exportar a toda costa apoyándose en su mentor Jalid Ben Tunas. Aprovecha su pretendida adscripción a la Tariqa ˤAlawiya para extender el ideario masón a toda Europa en nombre de un Sufismo de amor y paz. Claro que, siendo el Amor y la Paz patrimonios eternos del Sufismo, no se puede saber muy bien que es lo que pretende este señor remarcando esos elementos. Seguramente, como hemos visto que hace en su video, degradar el Sufismo para hacerlo entrar en el ideario masón, que no es otra cosa que la coctelera donde todas las religiones se procesan para terminar adorando a Belzebú, aquella entelequia diablesca a quienes los masones llaman Dios.

A la vista del vídeo y de las falsedades que en él se prodigan de manera claramente interesada, vamos a denunciar algunas de ellas, las más llamativas a fin de poner en guardia a todo amante del Sufismo contra el intento de masonización del Tasawwuf llevado a cabo por personajes como este.

A/ Dice que la jalwa es un laboratorio iniciático practicado aun en la tariqa.

No es cierto que la halwa se practique en la tariqa de ninguna de las maneras. Los maestros autorizados de la Tariqa ˤAlawiyya han dejado la halwa aparte y la han sustituido por algo equivalente, ya que, en estos tiempos nadie puede prescindir de sus asuntos de forma temporalmente indeterminada.

B/ Se confiesa discípulo de Guénon mediante una mentira bastante burda consistente en decir que Guénon envió a discípulos suyos como Schwon desde el Cairo a Mostaganem para que se pusieran en contacto con el Šayj al ˤAlawi.

La verdad es que el falso sufí Guénon, quien se aprovechó de una oficina inglesa del Cairo para suscribir una falsa tariqa con su maestro Salama Radi, estuvo en Mostaganem y nunca pasó a la zawiyya Alawiyya para visitar al šayj.

C/ Aquí sus mentiras llegan a la afrenta y al insulto cuando acusa a Sidi Uddah Ben Tunas de introducir a Frijoln Schuon en halwa, aprovechando que el Šayj Al ˤAlawi se encontraba enfermo, y que como consecuencia de ello Schuon formó la Tariqa Marianiyya.

A esto hay que decir, que en esos momentos Sidi Uddah no era chayj. Sidi Uddah fue elegido chayj meses después del fallecimiento del Šayj Al ˤAlawi, cosa que un servidor conoce a fondo pues uno de los que se reunió para decidir aquello era abuelo de mi esposa. Es imposible por tanto, siendo que, ya el Chayj Al Alawi había sugerido a los fuqara que el tal Schuon era un siniestro personaje, tal y como pudo verse en el trascurso de los acontecimientos.

Lo cierto es que Schuon, siendo ya chayj Sidi Uddah, envió a éste una misiva donde le pedía que le nombrara Moqaddem general alawi para toda Europa.

Sabemos que nunca Sidi Uddah contestó dicha misiva y que entre sus próximos comentó el descaro y el discurso exigente con el que se había conducido el demandante.

Enrabietado con la negativa, Schuon fundó una falsa tariqa de corte ocultista-masón a la que llamó Marianiyya, y en la que introdujo prácticas como la Magia negra y la promiscuidad sexual.

¿Qué se propone Eric Geofroi con esta mentira? ¿Qué se propone queriendo sacar del depósito de los desechos a un individuo degenerado como Schuon, concediéndole además el estatus de moqaddem alawi y diciendo que esa falsa tariqa y secta ocultista-masónica llamada Marianiyya salió de la Tariqa madre ˤAlawiya?

Tan deleznable insulto hacia Sidi Uddah y la Tariqa merece una réplica contundente como la que estamos dando en ese momento.

¡Usted no tiene pudor, Monsieur Geofroi!

D/ En el colmo de la sinrazón trata al Šayj Al ˤAlawi de autodidacta. Todos sabemos que cualquier musulmán no es autodidacta desde el momento en el que sigue el Corán y la Sunna. Sí pudiera serlo en cualquiera de las Ciencias Físicas aplicadas, pero nada más. En cuanto al Sufismo se refiere, nadie puede ser autodidacta ya que el tasawwuf se aprende de un maestro, y tal y como dijo el Šayj Mawlai Al ˤArabi A-d-Darqawi:

Quien no tiene maestro, tiene como maestro al Šaytan

E/ Confunde el Hal, que es un estado transitorio, con el Maqam que es un estado permanente.

F / Cuando habla de la Ciencia de la Unicidad de Allâh deriva sin dificultad hacia el Panteísmo, confundiendo la creación con Allâh. Muy masón

G/ Gran adicto a la mentira fácil se inventa que la persona que no accede de manera rápida al conocimiento espiritual es debido a una incompetencia innata, obviando que Allâh tiene elegido un cómputo para cada cual.

H/ Miente diciendo que al Šayj Al ˤAlawi le gustaba el Evangelio de Juan. ¿Cómo puede gustar a un musulmán cualquiera una publicación en la que se diga que Isa – sobre él la paz – fue matado en la cruz y resucitó, y en la que se le nombra como Dios?

I / Deforma un hadiz del Profeta – sobre él la plegaria y la paz – en el que se dice que los creyentes somos como un cuerpo en el que si un miembro está enfermo todo el cuerpo se resiente, adjudicándoselo gratuitamente a toda la Humanidad, dejando ver tan claro como posible su militancia en la Masonería.

En conjunto esta intervención suya es un intento desaforado de utilizar la figura santa del Šayj Al ˤAlawi para reforzar el ideario masón. Una masonería que aboga por erradicar todas las religiones haciendo un cóctel de todas ellas para formar la nueva religión del Daŷŷal o de Belzebú.

Hoy, aquellos que me habéis leído decir que somos nosotros los verdaderos herederos del Šayj Al ˤAlawi, comprendéis a la vista de esto porque hago esa afirmación. La verdad es la verdad y lo demás es invento.