El valor de las acciones

El valor de las acciones:

Como dice un hadiz bien conocido, el valor de las acciones va en función de la intención. Os dejamos algunos hadices relativos a las acciones, a sus ventajas y desventajas, según sean buenas o malas.

El Profeta – sobre él la plegaria y la paz dijo –

Allâh – exaltado sea – no mira ni vuestra apariencia, ni vuestros cuerpos ni vuestros bienes, sino que El mira vuestros corazones y vuestras acciones. (Recopilado por A-t-tabarani)

Y dijo – sobre él la plegaria y la paz:

Hay un hombre quien, a los ojos de las gentes, realiza actos que merecen el Paraíso, mientras que en realidad irá al Infierno; al contrario, hay un hombre quien, a los ojos de las gentes realiza las acciones de aquellos que merecen el infierno, mientras que en realidad irá al Paraíso. (Recopilado por Al-Bujari y Muslim)

Y dijo – sobre él la plegaria y la paz:

Ciertamente, entrará en el Paraíso un hombre que lo busca a través de sus buenas acciones, y será preservado del fuego quien tenga miedo de él. Allâh – exaltado – hará misericordia a aquel quien hace misericordia. (De Ibn Umar, recopilado por al Bayhaqi)

Y dijo – sobre él la plegaria y la paz:

A quienquiera que realice comúnmente tres acciones, Allâh le dará asilo y lo pondrá bajo Su protección, le rodeará con Su gracia divina y le hará entrar en el Paraíso; estas acciones son:

Si se le da de la mano a la mano, lo agradecerá.

Si se encuentra revestido de poder, perdonará.

Si se encoleriza, se controlará inmediatamente.

(De Ibn Abbas, recopilado por Al-Bayhaqi)

Y dijo – sobre él la plegaria y la paz:

Las buenas acciones preservan contra las fuentes de mal; la limosna hecha discretamente apaga la cólera del Señor, y el mantenimiento de los lazos de parentesco asegura la longevidad. Todo acto de bien es una limosna. Aquellos quienes hacen el bien en este bajo mundo son los mismos que lo harán en la última vida. Aquellos quienes cometen lo reprensible en este bajo mundo son los mismos que lo harán en la vida última. Los primeros que entrarán en el Paraíso son las gentes de bien.(De Umm Salama, recopilado por A-t-Tabarani)

Y dijo – sobre él la plegaria y la paz:

A todo hombre de mi comunidad que haga sobre mí una plegaria sincera, Allâh derrama sobre él su bendición diez veces, le inscribe diez buenas acciones y le borra diez malas acciones. (Recopilado por Abu Na’im)

Y dijo – sobre él la plegaria y la paz:

Quien ha establecido un prejuicio sobre su hermano, que se lo haga perdonar en este bajo mundo, antes de que siendo tarde se tome de sus buenas obras para dárselas a su hermano. Y sino tiene buenas obras, entonces se tomará una parte de las malas acciones de su hermano y le serán atribuidas a él.

(Recopilado por Al-Bujari)

Y dijo – sobre él la plegaria y la paz:

Las intenciones sinceras se encuentran suspendidas junto al Trono, de tal suerte que cuando el siervo obra sinceramente, el Trono reaccionará favorablemente y el pecado será perdonado.

(De Ibn Umar, recopilado por Al-Jatib)

El profeta – sobre él la plegaria y la paz – habló en estos términos: “Alguien ha venido de parte de mi Señor – a Él la Gloria y el Poder – a decirme: “Aquel de tu comunidad que ha hecho una plegaria sobre ti, Allâh le inscribirá diez buenas acciones, borrará diez de sus malas acciones, le elevará de diez grados, y se la devolverá”.

(De Abu Talha recopilado por Ahmad)

Suficientes razones en estos hadices hay para procurar reflexionar sobre el valor de nuestras acciones y el motivo que las suscita. Poco puede valer frente a la Verdad fingir, porque al final, si se hace, lo que podría ser considerado por Allâh como una buena acción, lo será como mala. Él es quien juzga, mientras que los que observamos somos meros espectadores.