27 mayo 2024
Nuevos Musulmanes

Denuncia de Esislam al sitio web Islam qa

No es nuestro estilo ni se corresponde con nuestra línea editorial de Esislam, que bien quisiéramos se limitara solamente a hablar de las bondades y verdades de nuestra religión. Aun así, no siendo las palabras que preceden una excusa, consideramos que es necesario escribir sobre este asunto, vista la cantidad de hermanos que, no teniendo a quién preguntar por cuestiones relacionadas con la práctica de la religión, van a consultar, no entendemos muy bien porqué a un sitio de Internet titulado “Islam preguntas y respuestas” o Islam qa.

Primeramente hemos de decir que el supervisor de este sitio web no es sabio ni persona de fiar. Se trata de un susodicho šayj llamado Muḥammad Saliḥ al Munaŷŷid, que fue una de las voces que aconsejó la guerra civil en Siria. Wahabita, aliado de los Hermanos Musulmanes, atizó a la matanza entre hermanos con sus inflamados discursos junto al nefasto Sudaisi de Arabia Saudita, quien llegó incluso a decir que se alegraba del asesinato del šayj Said Ramadan Buti, a quien meses antes animó a asesinar.

Por esto les decretamos a los hijos de Israel que quien matara a alguien, sin ser a cambio de otro o por haber corrompido en la tierra, sería como haber matado a la humanidad entera.
Y quien lo salvara, sería como haber salvado a la humanidad entera.
Y así fue como les llegaron Nuestros mensajeros con las pruebas claras y sin embargo, después, y a pesar de esto, muchos de ellos se excedieron en la tierra.
(5-32)

De Abu Bakra Ibn Al Hariz Az Zaqafí – que Allâh esté satisfecho de él – quien trasmitió que el Profeta – sobre él la plegaria y la paz – dijo: “Si se enfrentan dos musulmanes con sus espadas, tanto el que mata como el asesinado irán al Fuego.”Y dije: ‘Oh Mensajero de Allâh, para el que mata conforme. ¿Pero qué importa ya el que fue asesinado?’ Dijo: ‘Porque su intención también fue la de matar a su compañero’.

Atizar a la matanza es igual que matar. Peor aún, si sirviéndote de la religión aseguras que es lícito hacerlo, contradiciendo el Corán y la Sunna del Profeta y dejando ver tu falta de compasión hacia los musulmanes contra quienes blandes el colmillo de tu ferocidad.

Y esto es lo que hizo este hombre, junto con Yussuf al Qardawi, Muḥammad Yaqoubi, Sudaisi y otros atizando a la guerra entre musulmanes en Siria, guerra esta cuyo nefasto resultado todos conocemos, a saber: cientos de miles de muertos y más de seis millones de personas sin hogar, los hijos llorando de impotencia y el país languideciendo.

Y no solamente fueron esos pretendidos sabios árabes quienes atizaron contra la guerra, sino otros pretendidos expertos musulmanes de lengua hispana conocidos por todos que se fotografiaron con orgullo delante de la bandera siria de tres estrellas animando a la guerra. De ellos hablaremos especialmente cuando denunciemos los sitios web Islamreligión e Islamweb que es donde escriben sus mentiras y desde donde desvían a los musulmanes del camino recto.

Uno de ellos ha adulterado conscientemente el Corán, siendo que estamos preparando un completo escrito de denuncia sobre este hecho. Gentes pagadas, nada más ni nada menos que por estos sobre quienes el Profeta habló en este hadiz que encontramos en el Sahih Bujari en su versión completa, hablando de la región del Naŷd cuya capital actual es la misma que la de Arabia Saudita.

“De la descendencia de ese hombre – o según otra variante de la posteridad de ese hombre – saldrá un pueblo de gentes cuya recitación del Qur’an no pasará de sus gargantas, que saldrán de la religión tan fácilmente como la flecha sale de su funda; que mataran a las gentes del Islam y dejarán a los adoradores de ídolos. Si yo viviera en su época, les haría perecer como perecieron las gentes de ‘Ad.

Sin obviar lo que espera a aquél que, a conciencia, ha modificado las Palabras de Allâh:

Pero los impíos cambiaron por otras las palabras que se les habían dicho e hicimos bajar contra los impíos un castigo del cielo por haber obrado perversamente (2-59)

Estamos hablando de gentes musulmanes de lengua y anti musulmanes de hecho y de sus acólitos en lengua hispana. Su mayor transgresión es la de emitir fatwas basadas en retoques hechos en la Sunna a conveniencia, así como en interpretaciones suicidas e interesadas de las aleyas del Corán.

 Navegando por el sitio susodicho encontramos la tendencia a declarar nulos hadices que siempre han sido considerados válidos por prácticamente todos los estudiosos del hadiz de todos los tiempos del Islam.

Dijo el Profeta – sobre él la plegaria y la paz – : Mi Umma no puede estar unánime en un error

Pudiendo deducir de esto que las colecciones de hadices que durante siglos han existido y han sido aceptadas por el Consenso, son sagradas, verdaderas e intocables.

Un hadiz que encontramos en el Saḥiḥ Bujari dice que aquel que cambia los dichos del Profeta – sobre él la plegaria y la paz – o quien modifique sus actos y palabras puede esperarse al Infierno. Ahora bien, declarar falsos hadices auténticos es exactamente modificar las palabras del Profeta.

El primer hadiz que tenemos en nuestro Bujari en árabe no es otro que este:

Quien diga que yo he dicho algo que no dije, o que he hecho algo que no dije, que se vaya preparando para el fuego

Es así que modificar, anular, añadir palabras y actos del profeta – sobre él la plegaria y la paz – que vulneren la realidad de la Sunna es un acto execrable que merece el castigo Divino según nos informa nuestro Profeta.

Desde aquí aconsejamos vivamente a los hermanos que no entren en cualquier sitio web en total confianza pues abundan los plagios, las mentiras, el Islam político, los intereses económicos, la codicia de la fama y el dinero, pues el bien y la Verdad, ni venden ni proporcionan ganancias.

Aquel que llama a la matanza y tiene por consecuencia sus manos manchadas con la sangre procedente de la muerte y heridas de musulmanes, ni puede ni debe hablar una sola palabra sobre religión. Y los musulmanes no podemos escuchar a los hipócritas, ni rezar en sus tumbas, ni mucho menos seguirlos.

Es así, hermanos/as que debemos sacudirnos esa tendencia que tenemos hacia lo fácil, a escuchar el primer discurso que nos llegue, a seguir ciegamente a unos y otros, ya que Allâh nos quiere a Su disposición enteros, en cuerpo y alma, con total solicitud y presencia. Quien no se esfuerza no puede recibir nada; quien no trabaja no come; quien no busca no encuentra; quien no se entrega a Allâh que no espere recibir Sabiduría ni guía, pues estas son muy preciadas y no pueden ser concedidas a aquellos que no pugnen para conseguirlas con todas sus fuerzas, con todo su interés.

Que Allâh nos separe del mal, que nos haga salir de las tinieblas de la ignorancia a la luz de la Sabiduría y que Le sigamos en Sus decisiones siguiendo el Camino Recto, Camino de aquellos a quienes El ha favorecido.

Amin