18 junio 2024
HadizNuevos Musulmanes

De la naturaleza y méritos de Muhammad – el Enviado de Allah

En el Nombre de Allah – el Todo Misericordioso – el que despliega Su Misericordia

Y la plegaria y la paz, sobre el sello de los profetas, su familia y compañeros

Queremos presentaros hoy, y espero que os sea de provecho, algunos escritos, eminentemente hadices, sobre los méritos de Muhammad – sobre él la plegaria y la paz – para que quede clara su posición prominente ante los hombres y su dignificado lugar ante Allah, el Señor de los mundos. Estos escritos hablan por sí solos, y no pretender ser un compendio completo de los méritos del Enviado, sino un humilde e incompleto testimonio. Tal vez nuestros jóvenes tomen así consciencia de su eminencia y aquellos que lo niegan, si por ventura llegaran a leer este texto, puede que reconozcan lo elevado de su naturaleza y de su carácter.

El Corán le dignifica de una manera extraordinariamente clara, tanto que no deja lugar a dudas de que él es el Ser Humano en el despliegue de todas sus facultades; tanto en inteligencia, conocimiento y penetración, como en nobleza de carácter y costumbres.

Queremos asimismo recordar que un pilar bien establecido de la Fe es amar a Muhammad – sobre él la plegaria y la paz – por encima de nuestras familias y pertenencias, e incluso, tal y como lo abogó Omar – que Allah esté satisfecho de él –, por encima de nosotros mismos. Pues quien ama a Muhammad ama la mejor obra de Allah, y por consecuencia, le ama a El Mismo – exaltado y glorificado-.

¿Sabíais que incluso en estos tiempos de ignorancia hay gentes que pueden ver al Profeta – sobre él la plegaria y la paz – en sueños y reciben de él noticias e instrucciones?

Nos transmite Ibn Abbas, con una cadena de transmisión clara y concisa, tanto que escribirla ocuparía más espacio que el texto del hadiz, lo que sigue:

El Mensajero de Allah – sobre él la plegaria y la paz – dijo: “Ciertamente Allah, sea ensalzado, ha dividido las criaturas en dos partes y a mí me ha hecho de la parte de los mejores. Y a esto se refieren Sus palabras, ensalzado sea: “Los compañeros de la derecha y los compañeros de la izquierda” (56- 8 y 9) Y yo soy de los compañeros de la derecha, y soy el mejor de los compañeros de la derecha”. Luego dividió las dos partes en tercios y a mí me puso en el mejor de los tercios. Y a esto se refieren Sus palabras, ensalzado sea: “Y los compañeros de la derecha, los compañeros de la izquierda y los adelantados, los adelantados” (56-10). Y yo soy de los adelantados, y soy el mejor de los adelantados”

Luego dividió los tercios en tribus y me hizo el mejor de ellas, y a esto se refieren Sus palabras, sea ensalzado: “Y hemos hecho de vosotros pueblos y tribus para que os conozcáis unos a otros. Es cierto que el más noble de vosotros es el que más Le teme. Allah es Conocedor, está Bien informado” (Surat Los aposentos privados, 13). Y yo soy el más temeroso de Allah de los hijos de Adam, el más noble para Allah, y lo digo sin jactancia”.

Luego, dividió las tribus en casas y me hizo de la mejor casa, y a esto se refieren Sus palabras, sea ensalzado: “En verdad Allah quiere libraros de los impuros, gentes de la casa, y purificaos por completo” (Surat de los Coaligados, 33).

Relata Aicha –  que Allah esté satisfecho de ella – que el Enviado de Allah – sobre él la plegaria y la paz – dijo: “Vino a mí Yibril – sobre él la paz – y dijo: “He removido los orientes de la tierra y sus occidentes y no he visto ningún hombre mejor que Muhammad. Y no he visto hijos de un padre mejores que los hijos de Hashim”.

De Ibn Abbas – que Allah esté satisfecho de él – que el Profeta – sobre él la plegaria y la paz – dijo: “Cuando Allah creó a Adam me hizo descender a la Tierra en la espina dorsal de Adam, y me puso en la espina dorsal de Nuh en el arca, y me depositó en el fuego, en la espina dorsal de Ibrahim, luego Allah no dejó de trasladarme entre espinas dorsales nobles y matrices puras hasta que me hizo salir de mis dos padres sin que jamás se hubieran juntado en fornicación”.

Transmitieron Abu Dharr, Ibn Umar, Ibn Abbas, Abu Hurayra y Yabir Ibn Abdi-l-Lah que dijo – sobre él la plegaria y la paz -: Me han sido dadas cinco cosas: He sido auxiliado en provocar terror contra el enemigo en la distancia de un mes, la Tierra fue hecha para mí mezquita y lugar puro, de manera que cualquier hombre de mi comunidad al que le llegue la hora de la oración, que rece, se me han hecho lícitos los botines de guerra y no se habían hecho lícitos a ningún profeta antes de mí, he sido enviado a la Humanidad entera y se me ha concedido la intercesión”

En otra transmisión en lugar de estas últimas palabras, se dice: “Y se me dijo: pide y te será dado”.

Ibn Wahb trnasmitió que el Profeta – sobre él la plegaria y la paz – dijo: “Allah, ensalzado sea dice”: “Pide, oh Muhammad”, y dije: Oh Señor, ¿qué pido? Tomaste a Ibrahim como amigo íntimo, a Musa le hablaste directamente, a Nuh lo elegiste, a Sulayman le diste un dominio como nadie habría de tener después de él. Y dijo Allah, sea ensalzado: “Lo que te he dado a ti es mejor que eso, te he dado el Kawzar, he puesto tu nombre junto al Mío, es nombrado en el seno del cielo, he hecho la tierra pura para ti y tu comunidad, te he perdonado las faltas pasadas y venideras, caminas entre la gente perdonado, y esto no se lo he dado a nadie antes de ti, he hecho de los corazones de tu comunidad sus copias del Corán y te he reservado tu intercesión y no se la reservé a ningún otro Profeta”.

Y en otro hadiz que transmitió Hudayfa que el Profeta – sobre él la plegaria y la paz – dijo: Me anunció mi Señor, honrado y ensalzado – que los primeros en entrar en el Jardín conmigo de mi comunidad serán 70.000, con cada 1.000 habrá  70.000 que no tendrán que rendir cuentas[1]. Y me concedió que mi comunidad no pasara hambre ni fuera vencida. Y me concedió el auxilio, el predominio y el terror de mis enemigos hacia mí circulando delante de mi comunidad un mes. E hizo buenos para mí y para mi comunidad los botines de guerra, y nos hizo lícito mucho de lo que restringió a los que hubo antes que nosotros. Y no puso agobio en el Din.

De Ali – que Allah está satisfecho de él –que el Profeta – sobre él la plegaria y la paz – dijo: “A todo profeta se le han concedido siete distinguidos asistentes, compañeros, de su comunidad, y a vuestro profeta – sobre él la plegaria y la paz -, se le han dado catorce distinguidos, entre ellos Abu Bakr, Umar, Ibn Mas’ud y ‘Ammar.

De Arbad Ibn Sariya, que dijo el Profeta – sobre él la plegaria y la paz – : “Yo soy el siervo de Allah, el sello de los profetas, y en verdad Adam estaba arrojado en su barro; y soy la súplica de mi padre Ibrahim y la buena nueva que anunció Isa (Jesús) , hijo de Maryam”[2].

Todas estas tradiciones auténticas, reforzadas si cabe por el famoso hadiz de Jabir Ibn Abdi-l-Lah en el que se dice que Muhammad – sobe él la plegaria y la paz – es la primera creación de Allah, del que ya hemos hablado de manera aislada en una ocasión anterior, nos confirman la importancia fundamental de la figura del Profeta, no solamente para los musulmanes, sino para todo el Género humano al que en realidad fue enviado:

Muhammad – sobre él la plegaria y la paz – es, según se extrae de esta y de otras tradiciones, entre otras muchas más cosas:

El único profeta enviado a toda la Humanidad.

La primera creación de Allah (era profeta mientras Adam estaba en el barro).

El más noble de los hombres pasados, presentes y futuros.

El sello de los profetas y enviados.

El intercesor por excelencia.

El Camino Recto.

El más amado por Allah de toda Su creación.

El de naturaleza más elevada y de mejor carácter.

El que cuyo nombre mencionamos junto al de Allah.

La puerta de Allah

La ciudad del Conocimiento.

El Imam de los enviados

El amado de Allah

Y muchas más cosas que nuestra prosa no es capaz de describir, ni nuestra inteligencia puede alcanzar a comprender.


[1] Un total de 4.970.000 (70.000 + (70 X 70000))

[2][2][2] Se refiere al anuncio del Paráclito que los cristianos toman como el espíritu santo; mientras su significado es: “Espíritu de Verdad”, en árabe Ahmad, que es uno de los nombres del Profeta – sobre él la plegaria y la paz – .