18 junio 2024
Noticias

Coronavirus – Comunicado de la Comunidad Islámica Abu Madian

En el Nombre de Allah el Todo Misericordioso, el que extiende Su Misericordia. Y la plegaria y la paz sobre Muhammad.

Visto el cariz que están tomando los acontecimientos con respecto al virus llamado “Coronavirus”, nuestra comunidad desea dar algunos consejos a los musulmanes, siguiendo las directrices de las palabras proféticas que dicen:

“La religión es el buen consejo”

El primero de ellos que queremos dar a los musulmanes como miembros de la Comunidad Abu Madian es que deben tener confianza en Allah, recordarle intensamente y buscar Su protección ante el reconocimiento de nuestra propia debilidad como seres humanos de Su Creación. Él es Al Latif, que cuida de Sus siervos y siempre les ofrece lo mejor.

En segundo lugar rogamos encarecidamente a toda la población musulmana que obedezcan a las autoridades, tanto civiles como sanitarias, pues son ellos quienes tienen los conocimientos y las competencias para ordenar y aconsejar cómo debemos comportarnos en estos momentos tan complicados. Sin olvidar y teniendo muy en cuenta de que la Mano de Allah está con ellos y que ellos actúan, sin duda alguna, para protegernos lo mejor que pueden. No id pues allá donde hay aglomeraciones de gentes, ya sea para realizar un acto civil o religioso de la naturaleza que fuere.

Seguidamente, debemos decir que hemos observado con tristeza como algunos musulmanes aseguran, o simplemente creen, que la pandemia ha sido provocada conscientemente por determinados poderes y personas. Hemos de decir al respecto que ese discurso está haciendo daño. Hemos de ver en toda circunstancia la Mano Divina, la cual hace las cosas a Su manera sin deber dar cuentas a nadie. La historia de la Humanidad nos muestra multitud de pandemias y otras catástrofes que han acontecido en el mundo desde que la Humanidad fue creada. Este discurso pues no beneficia a nadie y no encuentra ningún fundamento para extenderse.

Finalmente queremos decir a todos los musulmanes, comunidad de la que formamos parte, que actúen de manera solidaria, caritativa y amable hacia todas las personas que puedan necesitar ayuda. Que den ejemplo de cordura, sensatez y autocontrol a fin de ayudarse a ellos, a sus familias y a toda la población a vivir estos momentos difíciles con serenidad, alejados del pánico y de las acciones irreflexivas. Que ayuden cuanto puedan si las autoridades llegan a formar equipos o patrullas de ayuda a los afectados. Que den ejemplo de solidaridad y de generosidad en toda circunstancia.

En cuanto al hadiz ya nombrado estos días que sigue a continuación relacionado en Bujari y Muslim:

“Si oís que en algún lugar hay una plaga no os dirijáis a él, y si eso acontece en vuestro país no salgáis de él”

Hemos de decir que ello avala todo cuanto está siendo aconsejado por las autoridades competentes de no dirigirnos a las aglomeraciones donde hay gente, de trabajar en la propia casa si nos es posible y de no viajar salvo en el caso de necesidad.

Un hadiz muy conocido y considerado en los países árabes dice textualmente:

Dau mardakum bi-s-sadaqa – Curad a vuestros enfermos mediante la sadaqa (limosna)

Se hace la sadaqa, sea para prevenir de una enfermedad o de un problema, lo mismo que se hace como agradecimiento a Allah por la solución. Costumbre ésta de la que hemos sido testigos y partícipes en los años que nos ha tocado residir en el Norte de Africa.

Mientras que el Libro de Allah en este sentido nos dice lo que sigue

Los que gastan sus bienes buscando la satisfacción de Allah y siendo una confirmación procedente de sí mismos, se parecen a un jardín frondoso y elevado sobre el que cae un aguacero y da sus frutos multiplicándose por dos; y si no le cae el aguacero tiene el rocío.
Allah ve lo que hacéis.
(2-265)

Practicad pues la sadaqa según vuestras posibilidades.

Confianza en Allah pues, cordura y serenidad, ayuda a los necesitados, teniendo el Rostro de Allah delante de nosotros.

Que Allâh nos proteja, y con nosotros a toda la población de nuestro país, y por extensión del mundo entero. Que Allah nos haga sensibles al sufrimiento ajeno y seamos una misericordia como Muhammad lo es para todos los mundos.