Científicos musulmanes – Ibn Yunus, el astrónomo

Abul Hasan Ali Ibn Abdurrahman Ibn Ahmad Ibn Yunus, nació en Egipto. Su abuelo era sabio del hadiz (muhaddiz). Al ver el ansia que el nieto, de pequeño, tenía por conocer todo cuanto hay en la bóveda celeste, e incluso su deseo de viajar hasta ella, decía al nieto:

«Hijo mío, no sueñes sino con lo que puedas conseguir»

Sin embargo, el abuelo estaba convencido de que un tan gran interés no podía surgir sino de la manifestación del signo de que un gran destino que estaba reservado a su nieto.

Fue además de astrónomo músico y poeta. Su padre, sabio Chafi’i, así como su abuelo, poseían una gran biblioteca de la cual Ibn Yunus leyó fundamente los hadices y tratados de Astronomía.

Un terremoto devastó la ciudad de Fustat donde vivía, y en él murieron sus padres. Un año antes había fallecido su abuelo.

Abandonada dicha ciudad comenzó sus estudios sobre las causas astronómicas de las inundaciones del Nilo. Llegó a estudiar el fenómeno de los eclipses e incluso llegó a predecirlos.

Con el permiso del jalifa se dirigió a la Universidad islámica de al Azhar para presentar a los sabios sus estudios y descubrimientos. Por otra parte, tanto gustaron al jalifa Al Aziz Billah sus descubrimientos que le facilitó un observatorio astronómico con todos sus utensilios en la falda de un monte llamado Mukattan. Era el final del primer milenio.

Inventó el péndulo para medir el tiempo

Fue quien calculó por vez primera los horarios de la oración para el mundo entero.

Falleció en el año 1009 a los 59 años de edad