17 junio 2024
Ceuta

Carta a la embajada turca en España por el Corán adulterado

De José L. Mullor
Com. Islámica Abu Madian Resp. de asuntos religiosos
C. José García Cosío FIV – P12 – 1D

a Embajada de Turquía; C. de Rafael Calvo, 18, 2a b
51002 – Ceuta 28010 – Madrid

Estimados hermanos


La paz de Allâh sea con vosotros.
Presentación y motivo de esta misiva
Permítanme que me presente.
Mi nombre es Abdul Karim Mullor, soy musulmán, ciudadano español y belga. Abracé el Islam en enero de 1979 y actualmente presido una asociación cultural y una comunidad Islámica:
Asociación Ceutí para el diálogo intercultural (ACEDI)
Comunidad Abu Madian – Tariqa Alawiyya-Gawziyya


Mediante estos dos estamentos tratamos, por un lado, de extender el Islam llamado de “Las Gentes de la Sunna y del Consenso”, y por otro lado, de establecer un puente de diálogo entre culturas. Por eso hemos elegido establecernos en Ceuta, que es conocida como “ciudad de las cuatro culturas”.
El motivo que me impele a enviarles esta carta es el de comunicarles un hecho gravísimo que atenta directamente contra el Libro de Allâh mismo, y que está causando un menoscabo muy considerable a la comunidad musulmana hispano-hablante.


Se trata de la adulteración consciente y deliberada del Corán, sirviéndose de la excusa falaz de tratarse de una traducción comentada al español. El autor es un argentino llamado Juan Simón García, a quien las gentes se refieren con el nombre musulmán de Isa.
En este infortunado libro encontramos que la Palabra de Allâh se encuentra vulnerada, corregida, cambiada y falsificada en todas y cada una de las surats, en todas y cada una de las aleyas. Resumiendo, se trata de una blasfemia cuyo alcance supera todo cuanto hasta ahora hemos visto como acto en contra de nuestra religión.
Se trata pues del suceso más deplorable e innoble que se haya producido nunca en calidad de ataque deliberado al Corán, de parte de alguien que se hace pasar por musulmán. ¿Cómo podría ser musulmán aquél que falsifica las palabras de Allâh?


Envergadura de los hechos


¿Quién, en su sano juicio, justificaría que se cambiara una sola palabra del Corán revelado en lengua árabe?


Cuando se trata de una traducción tampoco se pueden cambiar las palabras de Allâh y sustituirlas por las del traductor, rectificando unas, cambiando otras, poniendo otras entre paréntesis. Se vulnera, no solamente la palabra, sino el Mensaje, una y otra vez. Este acto es igual que si se estuviera haciendo en árabe, ya que se vulnera la palabra divina, así como el mensaje, convirtiéndolos en los del adulterador, en un acto claro de asociacionismo.


¡Ay de los que reescriben el Libro con sus propias manos y luego dicen: Esto procede de Allâh! Lo hacen vendiéndolo a bajo precio. ¡Ay de ellos por lo que han escrito sus manos! ¡Ay de ellos por lo que se han buscado! (Coran 2:78)


El problema se multiplica y se hace enorme, cuando es sabido que este libro es repartido por todas partes y los musulmanes que no conocen la lengua árabe creen con firmeza que lo que están leyendo son, sin duda alguna, las Palabras sagradas de Allâh. En cambio, realmente, lo que están haciendo es leer el panfleto subversivo de alguien designado para adulterar el Libro de Allâh. No es necesario decir quiénes son los promotores de este proyecto innoble porque a estas alturas ya son conocidos por todos.


Ya, en su día, escribimos por este asunto al Director del Centro Cultural Islámico situado en la calle Salvador de Madariaga, 7 en Madrid. En esta misiva le ofrecí algunos ejemplos de la adulteración, y le instamos de manera enérgica a que la retirara de circulación, pues se estaba repartiendo en su centro.
Este señor se delató como cómplice del acto que estamos denunciando cuando ni tan siquiera se dignó a respondernos. Respondernos hubiera significado inculparse a él mismo y a los suyos.


Entrando en materia


He aquí los ejemplos que le aportamos al efecto, demostrando que, en todo caso, estos eran solamente cuatro de los centenares de ellos que se encuentran en esa obra.
1 – En la Surat al Qadr se cambia el “Nos» por «Yo»; el “lo hicimos descender» por “Comencé la revelación del Corán»; el «Laylatu-l-Qadr es mejor que mil meses«, por “Adorar a Dios en la noche de la predestinación es superior en recompensa a hacerlo durante mil meses”. El «Ruḥ«, “el espíritu (el ángel Gabriel]; el “Paz» (Salam) por “Paz y seguridad’.
2 / En la surat Ankabut Allâh dice: …es cierto que el ṣalat impide la indecencia y lo reprobable, pero el recuerdo de Allâh es mayor”… y é1 lo cambia conscientemente por “Tener presente a Dios (en el corazón durante la oración) es lo más importante», sin que Allâh lo diga.
3 / Surat Al Qalam, aleya 42 cuya traducción clara es: «EI día en el que se ponga de manifiesto la gravedad de la situación y se les llame a postrarse, pero no puedan…«
Juan Simón García escribe en su panfleto: “El día que se descubra la pierna (divina) manifestándose la gravedad de la situación y sean invitados a prosternarse, pero no podrán…”
4 / El ayât al Kursi se encuentra modificada incluyendo entre paréntesis cosas que Allâh no dijo; de tal manera que quien 1o lea creerá que lo que este señor escribe es la Palabra de Allâh. Es como decir que Allâh no ha sido demasiado explícito y hay que completarle, lo cual es la base de la pura idolatría, Esto lo repite hasta la saciedad en todo el librito. Sin olvidar que en la propia Fatiḥa, A-r-Raḥmanu-r-Raḥim 1o traduce de forma diferente en cada una de las dos ocasiones en las que aparece.


He de decirles que en nuestra organización hay personas que conocen la lengua árabe, ya sea porque son nativos y la dominan perfectamente; ya sea porque se trata de traductores jurados de esta lengua al castellano. Es en ellos en los que nos hemos apoyado para denunciar este acto calamitoso.
La postura de Turquía.


Os escribo precisamente a vosotros porque en algún momento este siniestro personaje ha viajado a Turquía para presentar su libro en vuestro país, donde fue
recibido con honores, no sabemos muy bien por quién. Al menos, él se jacta de eso.


Estamos seguros de que en Turquía nadie que sea responsable en asuntos de religión ha inspeccionado la autenticidad o falsedad del libro, y que quienes lo hayan promocionado lo han hecho confiando en que se trataba de la obra de alguien que se presentaba como “un buen musulmán”; y por eso no lo han revisado.
Como consecuencia de este descuido lamentable, el personaje se jacta de que su libro ha sido aceptado por Turquía, cosa que estamos seguros se encuentra muy lejos de representar la realidad.


A este personaje, detrás del cual se mueven sumas enormes de dinero, se le ha dado una fama tan inmerecida como peligrosa. Se le ha convertido en un “star” como los del cine y la TV, los del Rock, llegando casi a la altura de aquél Harun Yahya al que ustedes mismos han desenmascarado.


Nosotros les escribimos hoy como siendo la punta de lanza de una serie de asociaciones religiosas españolas. Nos encontramos constituyendo alianzas para representar conjuntamente una fuerza vital representante del Islam que ha sido y es el mismo que formó el Califato turco de la mano de Uzman y de su padre Ertugrul. Califato éste que fue la referencia del Islâm durante siglos. Ese Islam de Šams Tabrizi, de Ŷalaluddin Rumi, y tantos que en vuestro noble y bello país lucharon por que el Libro de Allâh prevaleciera y porque la Palabra de Allâh fuera la más alta. Resumiendo, del Islam de las Gentes de la Sunna y del Consenso, representado por las cuatro escuelas jurídicas del Islâm (madahib); las dos escuelas de Aqida y el Tasawwuf Sunni.


Les solicitamos


Hoy, les solicitamos, y lo hacemos encarecidamente, lo siguiente:


Que, después de analizar dicho libro, párrafo a párrafo, realicen una declaración al efecto, manifestando que representa una adulteración de las palabras sagradas de Allâh. Les instamos a que lo hagan con firmeza, rotundidad, a que lo den a conocer ampliamente. Asimismo les pedimos, como hermanos que somos, a que lo retiren de circulación, de tal manera que esto quede patente y sea conocido por los musulmanes en general. Musulmanes de los que se está abusando impunemente, haciéndoles creer que las palabras de un adulterador son las de Allâh.
Obtendrán, sin duda, por ello una gran recompensa de nuestro Señor al evitar de esta manera un daño que pudiera ser irreversible.


Conclusión


Para terminar, deseo manifestarles que nos encontramos a su disposición para cuanto necesiten, y especialmente si desean establecer en Ceuta una representación de Turquía, ya que en esta ciudad nuestra asociación y otras asociaciones amigas, podría contribuir a dar a conocer, no solamente vuestro bello país, sino vuestra Historia y cultura que han cautivado y han asombrado a todo el mundo musulmán hasta el día de hoy.


Firmado


José Luis Mullor Garrido (‘Abdul Karim)
Presidente de la Comunidad Abu Madian – Tariqa Alawiyya Gawziyya
NIF R5100091-G – R. entidades religiosas 024732