19 julio 2024
Nuevos Musulmanes

Arafa y el Aid

Arafa y el Aid

En el Nombre de Allâh – El Todo misericordioso – El que manifiesta Su Misericordia.

Y la plegaria y la paz sobre el Enviado de Allâh; su familia purificada y sus compañeros. Los cuatro califas bien guiados y los que purificaron sus almas junto al Profeta.

Hoy, Día de ˤArafa, escuchamos hadices, que son tomados como consigna, sobre el perdón. Y si bien es cierto que ˤArafa es el Día del perdón de Allâh, también lo es que dicho perdón es para el que se arrepiente.

Un hadiz que encontramos en el Saḥiḥ Muslim dice:

Allâh lo puede perdonar todo salvo la mentira

Lo cual quiere decir que El Mismo se ha prescrito no perdonar al mentiroso. Para él no hay Día de ˤArafa que valga.

¡Numerosos son hoy lo que mienten sobre la Religión! ¿Cómo podrían ser perdonados puesto que no se han arrepentido?

Salvando estos personajes, por desgracia, cada vez más presentes, sin duda, el resto de los musulmanes recibirán el perdón, y puede que la absolución, si acuden a Allâh este día con Tawba (arrepentimiento), sinceridad y humildad.

Así pues, hoy es un gran día si tú quieres y deseas que así sea; si te vuelves a Allâh con todo tu ser.

¡Aprovechemos pues!

Y se te perdonará, aunque por debilidad, después de estos días, caigas en los mismos errores; pues te arrepentiste de corazón y por debilidad continuaste con lo mismo. Ten confianza pues en Allâh, porque El conoce nuestras debilidades y es Misericordioso y Perdonador.

Nos acercamos así pues al ˤAid; a la Fiesta del Sacrificio.

Mañana iremos a la mezquita, temprano, a la hoja del Duḥa, media o una hora después de la salida del Sol. Allí manifestamos la grandeza de Allâh, y nos confiamos a Él en plenitud.

Y luego, felicitamos el ˤAid y corremos directos al cordero.

¿Al cordero? ¿Seguro que al cordero?

¿Acaso sayyidina Ibrâhîm – sobre él la paz – se dirigió con un cordero al monte ˤArafa? ¡No, no era un cordero! ¡Era su hijo!!Todo un profeta, como él !

Fijaos si Allâh es Misericordioso que quiso cambiarnos por un cordero el sacrificio de nosotros mismos; de lo que más queremos.

Allâh, en su inconmensurable Bondad no nos exige el sacrificio completo de nuestra nafs; aunque Él tiene derecho a ello. Solamente nos pide que sacrifiquemos un cordero, cuando tanto y tanto hay que sacrificar en nuestras vidas. Y con ese poco, Él nos perdona y nos hace misericordia.

Pero los inteligentes, los que tienen intelecto, los que recuerdan a Allâh mañana y tarde; sentados, de pie y sobre sus costados. Aquellos a los que ni el negocio ni el trueque les separa del Recuerdo de Allâh…Esos  son los vencedores. Ellos han conseguido exprimir las innumerables ventajas de ˤArafa y del ˤAid, muy por encima de todos los demás. Ellos han sido las víctimas del sacrificio. Se han ofrecido a Allâh en cuerpo y alma, y Allâh les ha purificado.

Porque no es lo mismo perdonar que purificar.

Esos son los que cumplen verdaderamente el pacto con Allâh. Ese pacto en el que prometieron darse por completo a Su servicio y disposición. Se perdieron a ellos mismos para convertirse en los vencedores. Obtuvieron la Victoria sobre el mal, sobre el olvido de Allâh. Lucharon y ganaron. Dieron todo y recibieron 1000 veces lo dado, de la parte de un Señor Amante y Misericordioso.

¿Sabéis que hay gente a quienes ˤArafa y el ˤAid les hacen más mal que Bien?

Así es ciertamente:

Los mentirosos porque siguen con sus mentiras y las multiplican estos días. Ellos se quieren presentar como dirigentes de la Umma diciendo lo que hay que hacer estos días, para que quedéis esclavizados a ellos y no obtengáis todo el bien que se puede obtener.

Os esconden el bien, os quieren esclavizados y sumisos. Mentir y manipular en estos días, así como en Ramadán, es muchísimo peor que hacerlo en otra época.

Los comerciantes que suben artificialmente el precio de los corderos para beneficiarse de forma fraudulenta.

Y, en general, todo aquél que no se arrepienta de sus malas obras y las acreciente en estos días.