27 mayo 2024
Fiqh y jurisprudenciaNuevos Musulmanes

Aid Mubarak Said – Aid bendito y feliz para todos los musulmanes

Aid Mubarak Said a todos/as

Hermanos/as:

Este día es un día bendito. Muchos no podemos sacrificar en nuestras ciudades; de nosotros unos envían lo necesario para que su familia pueda sacrificar en sus lugares de estancia; otros envían algo de dinero para los necesitados.

Pero no podemos culparnos por no poder sacrificar pues las condiciones de sanidad pública no lo han permitido. ¿Quiere eso decir que tendremos menos recompensa por parte del Generoso, el Misericordioso? No, en absoluto, la recompensa será la misma por no poder ir al rezo y no poder sacrificar, contará como si lo hubiéramos hecho; sin duda alguna.

Sin embargo, estas dificultades nunca podrán enturbiar la felicidad que sentimos en este día en el cual nos sentimos algo más cerca de Allah. Una felicidad que viene de lo alto, instalándose en nuestros corazones, derramándose en todo nuestro ser e irradiando al exterior una luz de amor y de belleza.

El día del Aid en él mismo es grande, es un día de apertura. Algunos de vosotros habréis experimentado algunas dificultades en vuestros asuntos en este día de Arafa y los anteriores. Esto no es producto de un mal que hayáis hecho, en absoluto, sino que Allah nos quiere mostrar la fuerza del día del Aid en la resolución de nuestras dificultades. Es así como Allah educa a sus siervos; los ponen en dificultad, tal y como hizo con sayyidina Ibrahim y sayyidina Isma’il  – sobre ambos la paz – para luego darles la paz, el sosiego y la recompensa.

Nos habéis oído decir que el Aid no es el borrego, que no es obligatorio y sí Sunna Mu’akkada (muy recomendable); pero eso no impide ni disminuye la grandeza de este día inmenso.

Hermanos/as, nuestro borrego somos nosotros mismos; él es la ofrenda a Allah y nosotros también lo somos. Cuando es degollado salen nuestras faltas y se aclaran nuestros asuntos. Y no penséis que esto no sucede cuando, por una razón o por otra no se pueda sacrificar. Por eso, no hay que estar tristes; hay que ser felices y hacer felices a los nuestros y a quienes se encuentran a nuestro alrededor. Acogerlos con una cara radiante, porque hoy es el día de la felicidad y del amor. Porque hoy debemos dejar atrás el fardo de nuestras preocupaciones para vivir este día bendito, donde el tiempo se convierte en Eternidad, donde somos felices porque tenemos consciencia de tener un Dios Enorme y Todo Misericordioso, porque podemos recurrir a El en todo momento; porque El nos ha perdonado.

Aquí tenéis unos hermanos para lo que necesitéis.

Des la salat del Dohr (inclusive) de mañana hasta el Isha del domingo (inclusive) es Sunna decir tres veces Allahu Akbar inmediatamente después del saludo final del salat; y esto en todas las salawat al fara’id (obligatorias).

Unas últimas palabras para aquellos que se encuentran en dificultad, que sepan que sus hermanos no nos olvidamos de ellos, que el día de la apertura está cerca; de que Dios, Allah siempre está cerca y Él tiene para todos